Mamá Millenial

El cinismo clásico y la maternidad, ¿qué podrían tener que ver estos dos elementos?

En el cinismo clásico lo que los definía era su BIOS, su estilo de vida. Este estilo de vida se caracterizaba con llevar al cuerpo a las últimas consecuencias, “la verdad”. Encarnar la verdad.

De forma muy similar me he visto interpelada como madre a trascender lo simbólico y empezar a encarnar aquellas cosas que me gustaría transmitir a mi hija. Hay cosas que no se pueden enseñar solo con las palabras. Cosas como la autoestima, el amor propio, la compasión, la responsabilidad, el amor; trascienden cualquier tipo de explicación y se tienen que llevar al mundo de la ejemplificación.

Todas estas cosas las pensaba mientras veía el seminario “Manual para ser un Perro: introducción a la filosofía cínica clásica”, de la mano de Menipea (Twitter @unperroenlaluna) quién además nos instaba a otorgar una mirada franca a estos filósofos y yo tuve el atrevimiento de llevar esa mirada franca también a mi vida, y logré poner en palabras aquello que desde que di a luz empecé a sentir: ser la versión más auténtica de mí misma, encarnar quien de verdad soy.

De esto lo único que puedo esperar es que mi hija pueda crecer teniendo una madre que se atreva a vivir y a equivocarse. Una madre de la que quizás pueda aprender algo, pero por sobre todo, una madre que la invite a ser siempre su versión más auténtica, ya que siempre contará con el mayor de los respetos y el amor más incondicional.

Vanessa Piña

@psicosofamos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s