El parto

Mi gran angustia durante el embarazo (aparte del bienestar de mi bebé) era el momento de parir.

Como venezolana tengo muy pocas referencias de mujeres que hayan dado a luz de forma natural. La gran mayoría han tenido cesáreas (que no estoy muy segura si han sigo escogidas, algo cultural o promovidas por los médicos…). En Venezuela hay una cultura de «cesárea express» donde a las 38 semanas «te sacan» al bebé. Y eso es lo normal.

Sorpresa, eso NO es lo normal. Las cesáreas deberían ser la excepción y no la regla, nuestros cuerpos y nuestros bebés saben parir. Me daba mucho miedo enfrentarme al momento en que tuviera que dar a luz.

En el curso preparto la matrona nos dijo: «recuerden que dolor no es igual a sufrimiento» refiriéndose al parto, y cuánta razón. Una cosa es tener miedo, no tener el control de lo que te pasa, pasar por ese proceso solo, no saber qué esperar, además de todo el dolor que implica parir, eso es sufrimiento. Por lo tanto, un parto en donde escoges cómo parir, qué anestesia utilizar, qué esperar, tener buena compañía, sentirse respetado… allí hay dolor pero no sufrimiento.

El conocimiento es una herramienta poderosísima al momento de parir y quiero que sepas, si estás embarazada, que la única dueña de tu proceso eres tú. Que la dueña de tu parto eres tú.

Para enfrentarme al parto tuve que hacer mucha introspección y poco a poco me fui sintiendo más preparada y con mayores herramientas. Si donde vives no hay matronas que den estos cursos preparto o doulas, te recomiendo cuentas como @caty.neri que dan cursos online para la preparación al parto.

No te voy a mentir, parir duele, las contracciones duelen, no hay mayor dolor en el mundo, pero cada contracción es un paso para que tu bebé llegue al mundo y en la actualidad hay muchas formas de anestesia para ayudarte en cada paso del proceso.

Precisamente por esa mentalidad de «cesárea express» hay información valiosa que no solemos conocer. Por ejemplo, un parto normal dura más de 14 horas, especialmente si eres primeriza (el mío duró 26 horas aproximadamente). Desde que rompes aguas hasta que tu bebé llega al mundo pueden pasar muchas horas. Por eso no te angusties si sientes que tu parto está durando demasiado. Que tu bebé pase por el canal vaginal es beneficioso para él ya que se impregna de bacterias que llegarán a su canal digestivo, fomentando su sistema inmune. Esto no ocurre en la cesárea donde pasa de un ambiente estéril a un ambiente lleno de bacterias, sin término medio.

Ojo, que hay ocasiones en la que parir por cesárea es completamente necesario, y eso no hace menos ni más llevadero el proceso. De hecho la recuperación es más complicada, cuidar la herida etc.

Es importante conocer también los distintos tipos de anestesia que hay para las distintas fases del parto. Cuando llegué al paritorio las matronas me preguntaron  «¿Cómo quieres parir?«, y yo sabía los tipos de anestesias que quería: calinox (gas de la risa) para palear las contracciones lo más posible (no te quita el dolor pero sí te deja grogui y te relaja) y luego la epidural. Cuando tenía 5 cm de dilatación pedí la epidural y allí se acabó el dolor. Con la epidural el resto del proceso estuvo más relajado, tenía contracciones pero no las sentía, incluso pudimos dormir un rato hasta que llegara la hora de la fase de pujos activos.

De toda mi experiencia me gustaría rescatar dos cosas: la información y el respeto. Información para que puedas tomar las decisiones que mejor te convengan y puedas tener criterio para enfrentarte a esta etapa y respeto por tu proceso de parto, por los tiempos de tu bebé y tu cuerpo.

¿Y tú? ¿Hay programa de parto respetado dónde vives? ¿Te gustaría que lo hubiera?

Vanessa Piña.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s