Macondo. Club: ciudadanos, no consumidores.

Hace pocos días nos encontramos en el twitter con Macondo. Club,  después de leer varios de sus tuits, para entender de qué iba; buscarlos en otras redes sociales, seguirles de inmediato y ponernos a la orden en lo que pudiésemos colaborar, decidimos que no entrevistar a Alejandro Vásquez, el joven rostros tras esta iniciativa,  sería perder una oportunidad de oro, para conocer y multiplicar un emprendimiento excepcional.

Macondo. Club es una red colaborativa para la distribución de libros en Venezuela, que busca como parte de su objetivo, empoderar individuos a través de ideas imparables.

Su dinámica es muy sencilla, pero dadas las condiciones en general del país, es un esfuerzo encomiable. Es un emprendimiento que bien merece  ser reconocido y replicar, pues son estas iniciativas las que están oxigenando el tejido social que dará soporte al país que debemos construir, a contracorriente de la precariedad impuesta.

img_20190424_110802-343067959.jpg

Entrevistamos a Alejandro Vásquez, promotor y hacedor de Macondo. Club.

¿Desde cuando estas fuera de Venezuela y por qué saliste del país?

Salí de Venezuela en Febrero del 2008, meses después de terminar el bachillerato en Caracas. La situación de el país. Pero era un país de bonanza petrolera y dólares baratos y disponibles. La situación país requiere un análisis de las políticas del estado, una lectura la historia reciente de otros países que intentaron, y fracasaron, en proyectos similares. ‘Vamos a terminar como Cuba’ decían mis padres, profesionales de clase media que siempre han puesto un valor superior en la educación. Con mucho dolor y sacrificio, decidí emigrar.

¿Cómo y por qué nace Macondo. Club?

La lectura siempre ha sido fundacional para mí. Abrir un libro es como abrir un portal en el tiempo. A través de libros he podido viajar en el tiempo, a todas partes del mundo, entender los pensamientos de las mentes más brillantes del mundo. Creo firmemente que los libros son fundamentales para una sociedad moderna y civilizada.

En mi conversación diaria con mi papá por Skype me pidió un libro ‘El hombre en busca de sentido’ de Victor E. Frankl, diciéndome que en su ciudad, Puerto La Cruz (Anzoategui), todas las librerías han cerrado. Su selección de libro – la historia de un psiquiatra Austriaco que sobrevivió el holocausto y sus modelos mentales para afrontar adversidades y superarse – y la idea de una ciudad sin librerías me impulsaron a tomar acción.

La idea original era comprarle el libro por internet en el exterior y conseguir a alguien viajando a Venezuela que se lo llevara. Esta coordinación es simple y replicable, sólo es necesario tener los medios necesarios para coordinar esa acción. Así nace Macondo, una plataforma para combinar todas las solicitudes de libros, gente viajando a Venezuela y gente en la capacidad de donar libros.

5a6b962e06887¿Qué necesidad te inspiró a impulsar este emprendimiento?

Hay dos necesidades distintas, pero igual de importantes.

La primera es la necesidad dentro de Venezuela; el acceso a información y educación a través de libros. Por mucho tiempo los libros han sido muy costosos y la selección limitada. Sin embargo, con la crisis humanitaria actual, es importante distinguir entre tipos de necesidad. Las medicinas y comida son una respuesta necesaria a los síntomas del problema. Los libros son la respuesta necesaria ante la causa del problema. Es muy importante mantener a la población alimentada y saludable, pero sin acceso a libros no hay un prospecto real de superar la crisis.

¿Quiénes son Macondo.Club y cuáles son las metas u objetivos que tienen?

Macondo es un proyecto joven con grandes aspiraciones. Actualmente somos un grupo de voluntarios jóvenes en Australia, España, Costa Rica y Venezuela.

Queremos hacerle llegar la plataforma, e incluir a la mayor cantidad de gente posible. Es una de esas plataformas tecnológicas donde el beneficio que recibe cada usuario aumenta de forma exponencial a medida que se unen más miembros (network effect). Más usuarios resulta en mayor cantidad de libros disponibles, mayor frecuencia de viaje para distribuirlos, mayor número de donaciones, y más ideas oxigenando un debate nacional que contribuye a soluciones pragmáticas.

Para lograr este objetivo tenemos muchas mejoras técnicas planificadas para plataforma y vamos a estar expandiendo el equipo.

Blue-skirt-girl-read-book-books-flying_1920x1200

Estos últimos años de aguda crisis en Venezuela han surgido emprendimientos varios, iniciativas maravillosas en diferentes ámbitos que buscan satisfacer además de necesidades comerciales y de mercado, servir de base a toda una red de conexiones y servicios,  que vienen estimulando y renovando un entramado social maltratado y deshecho. Tomando en cuenta esa perspectiva ¿Qué aporte concreto crees que brinda Macondo. Club?

Cada plataforma tiene el poder, y la responsabilidad, de definir cuales son los lineamientos y valores con los que la comunidad que nace y crece en sus medios va a interactuar y desenvolverse.

En Macondo vemos una oportunidad única para crear una diálogo nacional de reconciliación y colaboración basado en ideas.

Tener una conversación alrededor de un libro permite redirigir el foco de la conversación del individuo a el texto o autor. Es una diferencia sutil que tiene un gran impacto al permitirle a la gente expresarse de forma más coherente y libre sin ser temor a ser atacados personalmente.

En este sentido, una de las funcionalidades que tenemos planificadas agregar es un foro para poder tener discusiones y que los usuarios puedan compartir sus reflexiones, áreas de interés y conectar.

Adicionalmente, estamos abiertos a colaboración con cualquier proyecto operando para construir una Venezuela moderna.

loslibrosmasvendidosesespañolLas redes se han convertido en el lazo tecnológico por excelencia para comunicar y dar a conocer a las audiencias, todo aquello que hay para ofrecer, ¿Qué importancia tienen para Macondo.Club y como se están sirviendo de ellas para apalancar la iniciativa?

La tecnología ha convertido un mundo grande y caótico en un mundo mucho más pequeño… y caótico. Ciertamente las redes de comunicación tienen una capacidad increíble de mantenernos comunicados, pero es muy importante considerar – ¿cuál es la calidad de esas comunicaciones? ¿Estamos agregando a el debate o estamos creando distracciones o contenido destructivo?

Estamos en un proceso de constante exploración, definiendo y refinando cómo utilizar las redes sociales de forma positiva para compartir nuestra iniciativa y avanzar el objetivo de promover la lectura y la cultura.  

 

macondo_vnzla

@club_macondo

 

Adriana G.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s