Mes: agosto 2017

Bitácora

Posted on Actualizado enn

 

banner-1686943__340

Estas últimas ediciones han sido forzadas porque se han desplazado del motivo por el cual 4 amigas se aventuraron hace casi dos años a lanzar este blog, considerando que podíamos verter nuestras tertulias en la virtualidad. Cada una de nosotras ejerce su vida como quiere y como puede, lo gratificante ha sido poder reunirnos en esta actividad bloguera donde escribimos y colocamos lo que durante un mes vamos conversando hasta convertirlo en pauta.

Extrañamos el magazine con temas variados. Un contertulio de la casa dice que nosotras somos unas gozonas cuando montamos el blog, y si, así es como nos gusta hacerlo, gozárnoslo, si además conseguimos que nos lean y disfruten ¡bingo!.

Pero resulta que no somos ajenas a la realidad del país, y las ultimas ediciones han sido seriamente conversadas para no parecer fatuas, pero tampoco politiqueras. Anhelamos continuar escribiendo sobre los temas que han tenido acogida en nuestros seguidores, sabemos que esto (el pais) no lo solucionamos con exceso de pensamiento mágico pendejo, pero igual la vida sigue, hay matrimonios, la gente emigra, hay que tomarse un café y así cada quien en sus mundo continua su vida porque Venezuela es como la canción del Tío Simón “quererla no tiene horario ni fecha en el calendario”. Quisiéramos continuar Patiplumeando por rincones que nos llenan de emociones, seguir mostrando los Impelables que nos mueven y admirar siempre a una tía o tío con la receta que nos inspira.

Y es eso lo que hemos aprendido, que la normalidad es de cada quien, y en momentos de coyuntura, en nuestro caso “país” tenemos que unir voluntades y corazones para levantar a la Venezuela que todos queremos. S.M.

catchy-flowers-header

Un día normal: Modesto R. es gerente de un supermercado. En el transcurso del día, empezaron a llegar varios de los pedidos atrasados de las últimas semanas, entre los que se contaban harina precocida, azúcar, leche y margarina. Poco a poco, se forma la fila de impacientes compradores, que piden a gritos y amenazantes que se pongan los artículos a la venta. La turba se torna violenta en la medida en que reclaman airadamente para que sacaran lo que supuestamente estaba escondido en el almacén, para ponerlo a la venta. Venciendo su propio miedo, Modesto R. sale al encuentro de la multitud enfurecida, que sorda primero a sus inútiles argumentos y luego a sus desesperados ruegos, tiran de él de un lado a otro, mientras ciega de desesperación empieza a romper las vidrieras en medio del desorden para entrar.

Leonardo G. es autobusero. Tiene uno de los buses parado por falta de repuestos, y el que maneja no se encuentra en muy buenas condiciones que digamos, pero le da rosca infinitamente pues si se para, pierde. Durante la jornada han subido y bajado multitud de charleros, todos ellos en vanos intentos de convencer al público atrapado en sus asientos para que busquen en sus bolsillos y que suelten de una vez por todas los pocos billetes que no enriquecen ni empobrecen a nadie. En medio del bochorno de la tarde, entre el parpadeo de la luz amarilla y la roja, se suben los tipos. Uno en la puerta y el otro al fondo, pegan el quieto. Pero no contaban con la astucia de un policía de civil entre los pasajeros. A partir de allí, solo las balas cantan las paradas.  J.M.

colorful-wet-liquids-web-header-1024x300

Estados Alterados: Vzla en 1ra persona: Un día, de una  semana cualquiera, 7:00 am. Estas alteradas. Por más que trates de hacerte la cool, sabes que estas alterada. Tu naturaleza es acelerada, pero ahorita estas con esteroides, hiper arrebatada. Bueno media Vzla esta así, lo sé, lo siento y veo en mucha gente, todos estamos como más allá del contexto, viviendo la realidad opresiva, atajando la posibilidad, porque solo el salto al futuro nos da ánimo para seguir adelante, en el entendido de que en ese futuro todo comienza a tomar el rumbo de deseamos.  Respira Adriana Coromoto, agarra mínimo, retoma tu ritmo… voy a meditar, voy a escribir algo, mejor me baño primero, antes de que me quiten  el agua – plin (onomatopeya de alarma por mensaje de WhatsApp), imagen, video, blablablá, información confirmada, que sabes?, qué opinas?, me lo mandaron extraoficial – plin, otro más, tuit de zutanito, confirmado, envía, comparte… ño ¡me quitaron el agua – plin,plin,plin,plin.

Otro día, 12:00 m. No hay nada gracioso, risible, en lo que estamos viviendo, sin embargo la gente hace chistes, parodias, etc. e inevitablemente te ríes, tanto como aplaudimos a los “soldados de franela” a “la resistencia”, cuando pasa frente a nosotros en una marcha o concentración. No hay nada plausible, no quiero héroes. A los muchachos los quiero en las aulas, a los Wuillys tocando sus instrumentos en la Sala Ríos Reyna. No quiero aplaudir a mi sobrina, voluntaria de Primeros Auxilios UCV, cuando tomados de la mano y en línea se van al frente de las marchas, a atender a los heridos de bala, bomba o perdigón. Quiero aplaudirla en el Aula Magna, cuando reciba su título y admirarla, como a su papa, medico entregado a su oficio en el ejercicio natural de su profesión. Ya viene llegando Sta. Fe (salto y seña, de los que esperamos la llegada de las diferentes salidas en las rutas de la marcha, para sumarnos a ellas), arrancamos pendientes de la emboscada segura de la Guardia Nacional… no quiero escuchar a mi hijo de 19 años gritar “mama pásame los guantes, tápate la cara, no corras mama, agáchate, échame maalox, no corran, no corran, tranquilos”. No estoy tranquila, el vientre me cruje. A.G.

cropped-colorful-inspirational-artistic-flowers-header-2

Lo que hemos aprendido:  Desde  hace ya mucho tiempo los venezolanos estamos teniendo un largo y duro proceso de aprendizaje, sin darnos cuenta en mayor o menor proporción hemos aprendido cosas, temas, materias, situaciones que eran impensables. Si algo han aprendido los venezolanos de bien, que son mayoría y que no se nos olvide, en la mal llamada revolución del siglo XXI es: Lo que no se debe hacer en…… Los puntos los rellena cada quien, son tantos los ejemplos, los terrenos en los que ha quedado demostrado lo mal que se ha hecho tanto y a tantos.

En mi caso la atención se enfocaba primeramente en lo que no se debe hacer en Comunicación, años de instrucción y preparación te hacen retroceder casi que  hasta la primera clase de la carrera y ver como todo lo aprendido ha sido tergiversado en esta etapa política del país.

De los ejemplos más emblemáticos, el cierre de Radio Caracas Televisión, literalmente anunciaron  que iban a apretar el botón de off del canal. Era impensable para los venezolanos, y más aún para los comunicadores que eso podría ser así. Y fue así,  a las 12 de la noche del 27 de Mayo de 2007, después de 54 años al aire, el gobierno apagó el canal de todos los venezolanos. Lo recuerdo y vuelvo a tener la sensación de perplejidad, incredulidad y tristeza, todo junto y revuelto.

Venezuela era un país que exportaba sus programas de TV, la calidad de la dirección y producción de los canales en constante competencia por obtener el rating era de admirar. Los canales internacionales por cable no le hacían sombra a los nacionales, hasta que se apropiaron o intervinieron para censurar TODO, ni un carajo se puede decir, por decir lo menos. La última orden de censura que le enviaron a todos los medios escritos y audiovisuales es que no se podía decir la palabra que empieza por “D”, Dictadura, Dictador. Como si omitiéndola evitan la obviedad.

Lo que hemos aprendido es que la Libertad de Expresión en un bien invaluable y que  con toda seguridad queremos y vamos a recuperar. S.M.

cropped-leaves-wordpress-header

Isabel M. es cajera en una farmacia. Luego de ocho horas de pie ante el mostrador, lo único que espera es que termine su turno para irse a casa. El día ha sido especialmente pesado y aún con su numerito en la mano, la gente se impacienta mientras ve correr lentamente la pantallita de los turnos y de vez en cuando surge algún reclamo por causa de lo que ellos creen es la viveza de alguno que se acerca al mostrador sin que le corresponda el turno. Isabel M. intenta convencer a una señora de que sólo puede llevarse dos jarabes y no los cuatro que intenta cancelar. Luego de unos minutos de forcejeo verbal, la señora alterada opta por lanzarle uno de los frascos a Isabel M.; lo siguiente fue sentir el golpe, ver la sangre correr y tres puntos de sutura en el módulo más cercano.

Gustavo N. es cauchero. Por lo general, el día se le va reparando cualquier cantidad de cauchos, pero hoy ha sido un día flojo y todavía a media tarde sigue esperanzado en mejorar lo que queda del día y pacientemente espera a los clientes. En eso llega un grupo de cinco motorizados que se detienen en la cauchera y le piden una reparación. Por lo general, Gustavo N. no le trabaja a motorizados porque siempre quieren pagar lo que les da la gana, pero el día ha sido tan malo que decide intentar salvarlo con esta reparación. Termina el trabajo rápido y cobra tres parches. No le quieren pagar. Empieza una discusión que acaba con uno de los motorizados disparando a diestra y siniestra dentro de la cauchera. Todos corren. J.M.

fruits-blog-header

El día siguiente, 6:00 pm. Si algo me caracteriza, nos caracteriza, es el buen humor, la buena disposición, el ánimo ligero, el humor cítrico, unos días más cínico, penetrante. La risa alborotada, que ni con 18 años de pésima revolución han logrado extirparnos. Los esfuerzos titánicos que han hecho en estos últimos meses, por mantener un poder y control deslegitimado y abusivo, ha trocado sin embargo en mueca nuestra habitual alegría. La risa se nos ha hecho cruel. El tren emocional que nos transita hace mella, hablar de bipolaridad es poco, no miamor aquí somos tripolares, de que otra manera se explica, amén de la adrenalina del momento, que llegues después de sortear bombas lacrimógenas y perdigones  a hacer una compras en el super, preparar la cena, y organizar todo para el día siguiente, que será el Acto de Promoción de Bachiller de mi hija… y la fiesta (una especie que no logro masticar, menos aún digerir) en el ínterin de todo – plin,plin,plin,plin !! Hacer coincidir cuerpo y alma, mente y ánimo se ha convertido en una auténtica carrera de obstáculos y cada vez que saltamos uno, o varios, dejamos algo de nosotros en el salto… el costo del aprendizaje ha sido absolutamente doloroso. A.G.

nature-abstract-art-web-header-1024x300

Adri me invitó a la picada de torta de su hija, pasamos días sin vernos las multisápidas por la pauta política, por lo que era justo y necesario reunirse para celebrar el cumpleaños, porque de todas todas se suma un año más a la vida. El panorama indicaba que dentro de lo austeros que nos hemos vuelto muchas familias venezolanas torta si había. Ya ni preguntamos en donde consiguió la harina y el azúcar, o si fue que sacó de los ahorros para comprar el pastel, pues los precios son insólitos, ese es otro tema.

Amanecí muy dispuesta para el plan del cumpleaños en la tarde, pero sin siquiera haber tomado una taza de café, me asomo por el celular y ya había muchos mensajes sobre un ataque a la Brigada 41, Fuerte Paramacay en Valencia por unos militares sublevados. Café en mano, pasé toda la mañana haciéndole el seguimiento al evento, que como cosa natural las informaciones iban para atrás, para delante, y de medio lado, un pandemónium total.

Quien con ese escenario de alzamiento militar después de 20 años de control, 100 días de enfrentamientos, más de 100 muertos, la Guardia Nacional, los Colectivos etc… etc., logra salir, o asomarse a la puerta para disfrutar del cumpleaños de la hija de mi mejor amiga. Yo no pude, he desarrollado lo que llaman ataques de pánico, si salgo siento que me van a secuestrar, me van a matar y mi peor pesadilla es que me torturen. Es algo que nos va arropando a la mayoría de los venezolanos, tenemos un sistema de alertas alterado incorporado a nuestro cuerpo.

Hemos aprendido a convivir con las alarmas encendidas, cada día es una sorpresa que te sobresalta el espíritu.

catchy-flowers-header

Zuleima M. es cajera en un banco. Por mala suerte, los últimos quince días le ha tocado atender la taquilla los mediodías, mientras los demás salen a almorzar. Con memoria mecánica cuenta billetes, sella planillas y firma formularios. Hoy ha sido un día especialmente malo y eso lo confirma un señor especialmente agitado, que furibundo se niega a recibir el lote de billetes de baja denominación que se le ofrece a través de la ventanilla, en pago de su pensión. El hombre maldice en alta voz y manotea el aire, cuando repentinamente se lleva las manos al pecho y cae al suelo convulsionando ruidosamente. Se queda quieto al minuto con los ojos cerrados así como de mentira, como si jugara una mala broma. La gente alternativamente ve al muerto y luego a la caja. Una mano anónima señala a Zuleima M. pálida del susto, que de muertos no sabe nada.

Sonia P. atiende en una panadería. Apenas ven salir el pan, cien manos ansiosas empiezan a agitarse para llamar la atención de los vendedores y llevarse su ración del día. La orden es de dos canillas por persona, porque hay que estirar la harina y procurar que alcance para todos. Pero la gente se altera cuando nota que por una puerta lateral aparece un individuo con cinco bolsas grandes de pan que paga inmediatamente en caja y sale rápidamente en medio de un alboroto. Nadie entiende que es un pedido hecho con anticipación y empiezan los gritos de protesta para que se reparta más pan por persona. Sonia P. termina su turno en medio de insultos y aterrada por los manotones que los más atrevidos le tiran al aire cuando agarran la bolsa. J.M.

colorful-wet-liquids-web-header-1024x300

Mismo día, 3:00 am ¡Duérmete vale! Voy a rezar. Lloro. ¿Cuantos asesinados tenemos ya en las protestas ? Se me multiplican nombres o rostros al azar. Va a sonar el despertador y yo sin pegar un ojo. Agradece Adriana, agradece todo lo que a diario recibes… no puedo creer que ya mañana se me gradúe Rebeca de bachiller y en unos días cumpla 18 años. Coño duérmete ! que mañana tienes a las 8:00 am  el acto de promoción  y en la noche la fiesta (a la que voy sola con ella, pues el costo de las entradas no da para que estemos los 4), y seguro quiere quedarse hasta el final, hasta que todo acabe y además no nos vendrán a buscar antes de las 5 de la mañana (por aquello de la inseguridad), o sea que me toca llegar bañarme y salir a trabajar… y mañana hay marcha. Mañana me toca ser mama-orgullosa, mama-bonchona, encargada sonreída, venezolana arrecha rumbo al represodromo ( zona en algún punto de la marcha, generalmente autopista, donde la Guardia Nacional no permite el paso de la protesta y nos embosca y reprime brutalmente)… y allí colapso, pues las bombas lacrimógenas nos dispersan, pierdo de vista a Gabo y el miedo se me hace plomo en el alma y dolor en las entrañas, hasta que el mismo me agarra, me echa maalox (antiacido que, mezclado con agua a partes iguales neutraliza en algo el efecto de las bombas lacrimogenas,) y me reclama “coño mama no corras, tranquila, camina despacio, tápate la cara, tranquila”. Lloro, entre bomba y calma por tenerlo a la vista de nuevo.

Los venezolanos no queremos aplausos, ni héroes muertos, ni mártires del asfalto, ni hijos lejanos, ni madres en llanto, ni niños agonizando. Queremos y exigimos una vida normal, regular, plena de derechos y circunstancias, digna, prospera y sin violencia. A.G.

cropped-colorful-inspirational-artistic-flowers-header-2

Pasaran los años y siempre habrá quien recuerde el episodio de cuando se lanzaron los manifestante al rió Guaire en la capital de la república, Caracas. También hay quien ampliará la historia, recordando que antes de que el Guaire sirviese de resguardo para la resistencia un histórico día, 19 de abril de 2017, la Sra. Jaqueline Farías dijo alguna vez: “Me voy a lanzar, pero en 2014 cuando culmine el proceso de saneamiento del río Guaire que adelanta el proceso revolucionario”. Nunca se saneo el Guaire, no soy experta, pero me temo que sea imposible tal limpieza, por eso mi extremo asqueo cuando vi la noticia de la gente saltando al Guaire, para ponerse a salvo de la represión.

El mundo tenía que saber el histórico del rio capitalino, no es un rio cualquiera, es un rio altamente contaminado y que nunca jamás un venezolano y menos un caraqueño pensaría en lanzarse. Únicamente una situación extrema como las que se están viviendo en nuestro país conllevó a tal acto de valentía pura, a sabiendas del riesgo de infección al que se exponían.

No fue suficiente el alarde de sanear el torrente caraqueño, sino que ante el hecho mismo de que las personas entraron al rió, surgió la interrogante de a donde había ido a parar el dinero para el proyecto de saneamiento,  la Sra. Farías comentó: “Se invirtieron completicos, sino pregunta a tu gente que se bañó sabroso”. En fin, fue un evento inenarrable para el común de los ciudadanos caraqueños, y nos tocó vivirlos. Aprendimos que ante el peligro, el asco queda de lado y la preservación de la vida supera el inminente riesgo de contaminación y un potencial deceso por infección. S.M.

cropped-leaves-wordpress-header

Ayer. Cuando el aire parece una piedra, cuando la cédula se extravía en alguna parte de la razón y te sientes parte del episodio 5, de la 3ra temporada de una pésima serie de una canal de suscripción por cable, entro en #modomultisápida. El mejor y más efectivo anti-tripolaridad. Preparar la pauta del blog, redactar, editar, ponernos de acuerdo en el cómo y que, es un liberador común para las 4… contamos con que lo sea también para uds. apreciados lectores. Nada como conectarse con el trabajo, la creatividad, el talento, el compromiso y/o la buena voluntad de otros para vacunarse contra cualquier letargo mental.

En días extremos – plin smartmatic – plin – Leopoldo – plin – casi 700 presos políticos – plin – casi 150 asesinados durante las protestas – plin – que tu – plin – plin – que yo… entro en #modomisterpopocelestial (adivino de nuestra suerte), y aunque es un exceso de pensamiento mágico pendejo, adormece mis angustias,  tan brevemente como predice que será fallida su predicción anterior. A.G.

nature-abstract-art-web-header-1024x300

El twitter es el medio de comunicación digital más expedito y más utilizado en Venezuela, pasará a la historia como un fenómeno comunicacional. Le explicaba e un brasilero que aquí todo se sabe primero por el twitter, que ante la censura del régimen a los medios convencionales, el ciudadano, como yo, que revisaba a diario las páginas de los periódicos, digitales inclusive, pasé a revisar el twitter básicamente. Hay quien usa facebook, blogs y hasta instagram, pero a mi me resulta el trinador, pues si hay algo que llama mucho mi atención voy a google y procuro ampliar la información.

Hay todo un universo en el twitter y hay quien ya lo tiene como oficio, otros son reconocidos como los verdugos del teclado, y hasta nuestros santos, gurús y vaticinadores conviven en la red social, Mr Popo Celestial es toda una celebridad.

Parece fácil escribir 140 caracteres, pero es todo un arte, y por ello ahora hay hasta los influenciadores. Hay que ser constante y manejar muy bien el mensaje para condensarlo en un micro mensaje de twitter. Es tan libre y versátil que se puede leer por ejemplo un tuit de Leonardo Padron –  Nadie olvida cuando la Sra Lucena dijo que no había tiempo para hacer regionales el año pasado. Nadie olvida tanto cinismo – ; Seguido de  – ÚLTIMAHORA | Vicepresidente Pence desde Colombia al régimen de Maduro: “No seremos testigos de cómo Venezuela se hunde en una dictadura” – ; y a continuación un  – ¿Soy el único que cuando ve parejas enamoradas felices, sonríe, luego va y se prepara un sándwich con diablitos mientras llora?-.

El twitter es lo mas diverso y democrático que hay, cada quien elige a quien seguir, que leer y que escribir.

Lo que hemos aprendido es a manejar las redes sociales a nuestra entera conveniencia. Mi tía Militza dice que así como el siglo XX fue el siglo de las invenciones, el siglo XXI es el siglo de la tecnología. Gracias bendita virtualidad. S.M.

banner-1686943__340

♦ Lo que hemos aprendido, Sonia María

♦ Un día normal, Jesús Millán  @ElMalMoncho

♦Estados alterados: Vzla. en 1ra persona, Adriana G