Carta para una hija furiosa

DONDE LO COTIDIANO SE CONVIERTE EN APRENDIZAJE

Que mi lado sombra existe y que está repotenciada, es algo de lo que no voy a hablar, porque todo el que me ha leído alguna vez lo sabe; es por ello que tampoco me avergüenza reconocer el fresquito que siento, cuando veo que dejan en evidencia a los funcionarios del gobierno que se están dando la gran vida…  ese es probablemente el instante de mayor éxtasis de mis oscuridades.  Aun así, admitirlo no lo convierte en correcto, ni en su aspecto moral, ni en el sentido productivo.

Comienzo con esta declaración, pues no quiero que mis argumentos resuenen como la tibia reflexión de una pacifista Comeflor, sino como la mirada de una mujer que observa con susto y preocupación, el escabroso camino de la venganza, que los venezolanos hemos decidido emprender y del cual no soy del todo ajena.

De la misma manera, dedico estas líneas a mi hija…

Ver la entrada original 1.766 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s