Ciclos

000_OJ12K-1024x682

La historia no admite conjeturas, los hechos históricos son precisos, verificables y comprobables, lo único que admite conjeturas son las motivaciones personales o colectivas que desencadenan los hechos. La historia es cíclica, pregonan los entendidos, yo no soy entendida  pero me incluyo en la sentencia.

images (4)Este ciclo de violencia que padece Venezuela comenzó con el hecho histórico del levantamiento en los cuarteles militares de un grupo  de mando medio que motivo tropa y violentando su credo y formación dio un golpe de estado el 4 de febrero de 1992, que soltó demonios políticos insospechados. La violencia que a partir de ese momento permeó todos los estratos de la sociedad tuvo también sus años de maceración pues a pesar de las riquezas comprobadas de esta nación ni antes ni ahora la ciudadanía ha gozado en pleno de todos los beneficios pertinentes, lo que creó un generoso caldo de cultivo donde el golpe de estado y otros estallidos sociales, como el Caracazo el 28 de febrero de 1989, dieron cuenta de los cambios urgentes que necesitaba la nación. El socialismo del siglo XXI legítimamente llego al poder por las urnas electorales y lejos de atender lo que tanto prometió exacerbo aún más los aspectos violentos que la conformaban. Se comenzó ofreciendo freír en aceite cabezas, mientras que con una mano en puño se golpeaba la otra abierta al grito de Patria, Socialismo o Muerte… a partir de allí del verbo al hecho la avanzada del estamento militar en todos los órdenes político-administrativos de la nación desplazó  a los civiles, quienes se vieron replegados por un cuerpo cuartelario y atávico, lleno de dogmas y consignas, generadores de corruptelas y delitos a lo interno y en la administración pública en general, como nunca antes se vio en la vida republicana  venezolana.

images (3)Este ciclo, que la cúpula partidista – militar se empeña en prolongar y que la inmensa mayoría de la sociedad civil se empeña en cerrar ha teñido a Venezuela de sangre y dolor. El nuevo ciclo que ha de venir se gesta con dos características importantes para la refundación del país: por un lado el carácter cívico y ciudadano, pues hablamos de una sociedad que llevada al hartazgo por las condiciones precarias de su vida cotidiana y la vergüenza de un poder excesivo e indigno, viene preñada de las mejores intenciones, para revertir el mal rumbo y retomar el orden institucional, jurídico y social. Es una resistencia civil garante de sus derechos, responsable de sus deberes con la perentoria labor de desmontar el parapeto del socialismo del siglo XXI, con el pueblo borrego como testigo, por un estado democrático y digno, con un país de ciudadanos corresponsables.

La otra característica vital, que trae este nuevo ciclo es que la base de la protesta, la fuerza de la disidencia y de la resistencia ha sido la bandera de la protesta pacífica. Es la represión del estado y sus bandas armadas quienes han violentado, fieles a su ADN, las condiciones… más no el carácter libertario y  demócrata del ciudadano venezolano.

Adriana G.

http://laureanomarquez.com/escritos/editorial-tal-cual/vislumbre/

http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/que-odio-gane_653380

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s