Recetario Tías Marzo

Posted on Actualizado enn

SOFIA ÍMBER

sofia-678x381

“La mujeres bien portadas casi nunca hacen historia”. Sofía Imber

14136876051_cf0ec26c88Hace un poco más de 20 años trabaje en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Ímber. No fue mi primer empleo, ni en el que permanecí más tiempo, pero en los meses que trabaje allí aprendí cuestiones elementales del entorno laboral y de la naturaleza humana. Recién graduada, emocionada y  asustada, asistí a mis primeros días de trabajo en el departamento de Eventos y Relaciones Públicas del Museo. Temiendo el anunciado día que aparecería Sofía en la oficina. No era un temor infundado, su fama le precedía… no, no le precedía, abría la puerta por ella, para dejar entrar a una mujer con una dinámica de trabajo tallada en piedra, seguida por una cofradía impenetrable A pesar de que mi inexperiencia trato de cebarse en el mito, no alcanzo a tragarse la extraordinaria oportunidad que tenía por delante. Entendí que solo la entrega, las demanda, la pasión, la intransigencia, y la dedicación de Sofía podía haber logrado lo que realmente representa su aporte en la cultura de nuestro país.

Sofía Ímber Barú nació un 8 de mayo de 1924. Llegó a Venezuela en 1930.

Wh_pv_ImberSofia_Artista_PR_300316_1“Llegué a Venezuela muy niña… huyendo de todos los horrores, este era un país de paz… Mi madre, mi hermana Lya y yo desembarcamos en La Guaira. Mi padre, Nahúm Ímber, ya estaba aquí. Había venido unos meses antes. Nos instalamos en La Victoria, Aragua. Aquello fue una tragedia para mi madre, que no entendía ni aceptaba su nuevo entorno. De Besarabia a Venezuela. De un día para el otro. Nada fácil para una mujer como ella, tan correcta, tan habituada a sus costumbres y sus modos. Al año nos vinimos a Caracas. Lya, mayor que yo, se había mudado aquí para estudiar Medicina en la Universidad Central y lo lógico era que la acompañáramos. Nuestra primera casa en Caracas quedaba en el número 18 de Bolsa a Pedrera. Después, como nos fue posible, nos mudamos a otras, un poco mejores. Éramos gente pobre, es la verdad, pero personas bien dispuestas, y a pesar de todos los fracasos, que fueron muchos, logramos salir adelante. Mis padres ganaron una reputación muy respetable en Venezuela, mi hermana Lya fue la primera mujer que se graduó como médico en este país, y yo… bueno, yo soy Sofía, una trabajadora”.

Ciertamente trabajo desde niña, a los 10 años impartía clases de ruso a unas señoras, y luego trabajo en Radio Continente, en un popular programa de Alberto Ravell, donde tocaba el piano y la presentaban como “Astrid, la niña prodigio del piano”.

“Fue mi primera aparición en un medio de comunicación, pero nada ni nadie podía prever entonces que mi destino estaría atado al periodismo. De hecho, apenas salí del Liceo Fermín Toro, donde hice el bachillerato mi decisión fue estudiar Medicina. Era buena alumna”.

Estudio 3 años de Medicina en La Universidad de Los Andes. Luego se vino definitivamente a Caracas y comenzó su carrera en el periodismo y los medios de comunicación. Se cuenta que Sofía tuvo muchos pretendientes, uno de ellos fue Andrés Eloy Blanco, quien, según Sofía,  le caía bien pero le aburría. En 1944 Sofía se casa de manera muy repentina con Guillermo Meneses, uno de los mejores escritores y periodistas de Venezuela.

Sofia-imber-meneses-300x169“En esas andaba cuando, en 1944, conocí a quien sería mi primer esposo, Guillermo Meneses, con quien tuve a mis cuatro hijos: Sara, Adriana, Daniela y Pedro. Nos casamos de un impulso, 17 días después del momento en que comenzamos a frecuentarnos. Les avisamos a nuestras familias por teléfono, cuando ya éramos marido y mujer. Durante los años que estuvimos juntos lo quise mucho. Todavía lo quiero. Cuando yo quiero, quiero con terror… Guillermo era perfecto. Perfecto.”

Con Guillermo Meneses vivió en Caracas, en Bogotá, en París y en Bruselas. Exiliados a voluntad, o por trabajo como cuando fue nombrado Meneses como subsecretario de la embajada de Venezuela en París. Al regresar a Venezuela se divorcian.

Carlossofia“Claro que no han faltado los que me acusan y me culpan por haberlo dejado cuando lo dejé. Por haberlo dejado y por haberme casado con Carlos Rangel, mi segundo esposo… ¿Qué pasó? Que me enamoré de otro hombre. ¿Cómo? Como se enamora uno, sin saber muy bien por qué, como un pendejo. ¿Y fue un escándalo? Sí, y se me dijo de todo. Lo primero, faltaba más, que era una puta Carlos, mi segundo esposo, hombre afectuoso y de una inteligencia muy fina, se suicidó en 1988. Fue un golpe muy duro para mí, pues él y yo hacíamos todo, todo juntos, pero fue su decisión y yo supe comprenderla. Me dejó una carta, que a veces vuelvo a leer. Allí me dice que sabré sobreponerme, que debo hacer esto y aquello… Carlos era perfecto. Perfecto.”

Sofía se dedicó con pasión, laboriosidad  y excelencia a la prensa escrita,  escribió para los diarios El Nacional, Últimas Noticias y 2001, revistas como Élite y Momento. También hizo colaboraciones para El Tiempo, de Colombia; La Nación, de Argentina; y El Excélsior, de México. En la televisión condujo el programa “Buenos Días”, un hito en la historia del periodismo venezolano, donde se debatían tópicos de corte cultural, económico o político, con un elevado nivel.

“Al principio éramos tres los anfitriones: Reinaldito Herrera, Carlos Rangel y yo. Luego quedamos Carlos y yo. Luego quedé yo. Sola.”

Con Hans Neumann 1

El MACCSI

En 1971 se  iniciaba la construcción del Complejo Urbanístico Parque Central, considerado en su época como el desarrollo urbano más importante de América Latina. Este no solo incluía residencias, sino locales comerciales, espacios educativos, oficinas y un área dedicada a la cultura, aunque no se tenía proyectado en principio un museo de gran magnitud. El proyecto cultural le fue presentado a Sofía Ímber, quien aceptó convertir un estacionamiento y un taller mecánico en un lugar para diversas salas de exposiciones. Se dio inicio así,  en 1973 a la Fundación Museo de Arte Contemporáneo, con Sofía como fundadora y directora del Museo, que abrió sus puertas al público el 20 de febrero de 1974.

Sofia-Imber-homenajeada-Miami-modestia_EDIIMA20160413_0011_3

Las condiciones sociales y económicas de Venezuela estaban dadas para el surgimiento de una institución con estas características. Caracas no contaba con un museo dedicado exclusivamente al arte contemporáneo, ni con una biblioteca especializada, o una colección de arte relevante a nivel internacional. El objetivo de la institución fue formar y conservar una colección de obras de artistas venezolanos y extranjeros cuyo trabajo se enmarcaría en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, a la par de organizar exposiciones de artistas contemporáneos y promover en Venezuela, de la forma más amplia, la apreciación y el conocimiento de la plástica contemporánea y hacer accesibles al público las colecciones y obras de arte existentes en Venezuela.

Durante muchos años el museo se convirtió en uno de los mayores referentes de su tipo. La colección del MACC es distinguida y nombrada como una de las más importantes de Latinoamérica, y es el resultado de la unidad de criterios, la audacia, el conocimiento y ahínco que Sofía supo ponerle a la búsqueda y adquisición de piezas únicas y relevantes del arte contemporáneo. El museo cuenta con obras de artistas venezolanos y extranjeros como  Soto,  Cruz-Diez, Reverón, Tamayo, Leger,  Warhol, Kandinsky, Calder, Poliakoff, Mondrian, Henry Moore,  Dalí,  Bacon, Monet, Rodin, Matisse, Chagall, Duchamp, Miró, Vasarely, Picasso, entre otros.

Museo-de-Arte-Contemporáneo

Pero además el Museo fue pionero en sus áreas educativas y de promoción cultural, ejemplo de ello es el Espacio Tiflológico. En este espacio la comunidad invidente o con dificultad visual puede recorrer con sus manos una selección de piezas tanto bidimensionales como tridimensionales que reflejan obras emblemáticas de la Colección. Todas las piezas están acompañadas de un pequeño texto en sistema Braille donde se describe, de manera sintética, las características más importantes de la obra original. En el caso de las versiones de obras bidimensionales exhibidas en Espacio Tiflológico están impresas sobre papel braillon, en una técnica que ofrece imágenes volumétricas para ser palpadas por el público, lo que permite a los invidentes o personas con dificultades visuales tener una particular experiencia sensorial con el arte contemporáneo. Así mismo, en el caso de las versiones de las esculturas están concebidas en goma espuma, anime y plástico y pueden ser manipuladas.

Sofía promovió también la creación de dos extensiones del MACC, la Sala de Arte Ipostel, localizada en el Edificio Ipostel de San Martín; y Sala de Arte Cadafe, que se encuentra en el Edificio Cadafe en la urbanización El Marqués. En 1988 promovió también la creación del Museo de Arte de Coro, gracias a un convenio entre el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, la Universidad Francisco de Miranda y un grupo de profesionales del sector artístico del estado Falcón. Catalogado como uno de los museos más representativos del occidente del país, el MUCOR alberga una colección de renombrados artistas nacionales e internacionales, además de una valiosa representación de creadores falconianos.

1487602747165-180x300En 1990 y como homenaje a su labor se decreta el cambio de nombre del museo a “Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Ímber”.  Por casi treinta años, Sofía estuvo a la cabeza del museo, el cual dirigía con gran eficiencia y celo, hasta que fue destituida por el presidente Hugo Chávez, en respuesta a su participación en la firma de una carta que criticaba el antisemitismo del entonces presidente. Removieron también su nombre del Museo. El país fue absolutamente solidario con Sofía al reconocer su labor y el inmenso aporte que logro para el acervo artístico de la nación. En nuestra memoria, conciencia y corazón el Museo sigue siendo Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Imber.

Premio Nacional de Periodismo de Venezuela, Premio Nacional de Artes Plásticas, primera latinoamericana en recibir la “Medalla Picasso” que otorga la Unesco, Legión de Honor en grado de Gran Oficial (Francia), Águila Azteca (México) Orden Boyacá (Colombia), Orden al Mérito (Italia), Orden de Mayo (Argentina), Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral (Chile), Orden de Río Branco (Brasil), Orden del Mérito Civil (Reino de España), etc… Sofía confiesa:

Mi mayor logro, eso sí, son mis hijos, a pesar de las dificultades que hemos enfrentado. Quise para ellos tres cosas en la vida: que hablaran inglés, que supieran nadar y que tuvieran unos buenos dientes”.

Sobrevivió la perdida de amores cercanos y entrañables en su vida, como su hijo Pedro Meneses Ímber, quien falleció  de un infarto a los 51 años.

“Hoy en día, cuando me preguntan si me siento satisfecha, siempre digo lo mismo: me siento satisfecha de las cosas que hice bien. ¿Feliz? Lo he sido a veces. No se puede ser feliz constantemente”.

01-sofia-imber

En 2014 Sofía  donó a la Universidad Católica Andrés Bello su Biblioteca personal, mediante la incorporación  progresiva a la biblioteca Ucabista de  14 mil ejemplares (entre libros, revistas, catálogos y archivos documentales, fotográficos, hemerográficos y audiovisuales), de los cuales 6 mil están dedicados exclusivamente al arte. Este material fue recopilado desde 1940 por Imber y sus esposos Guillermo Meneses y Carlos Rangel. La donación se une a la Cátedra Fundacional Memoria del Periodismo Venezolano, mediante la cual se creó la Sala Virtual de Navegación Sofía Imber y Carlos Rangel, que reúne las transcripciones de las más de 5 mil transmisiones de Buenos Días, el pionero de los programas de opinión televisiva en el país.

“Tal vez lo único que lamento es no haber podido creer todavía en Dios. No nací con la virtud de creer. Si creyera, la vida sería más fácil. El que cree se siente acompañado. El que no, está solo. Con todo, pienso que si hay un Dios bueno para mí, cuando llegue el momento de mi muerte, será rápida. No quiero que, dado el caso, me prolonguen innecesariamente la existencia. ¿Para qué? ¿Qué sería de la vida? ¿Qué sería de la vida sin pasiones? Nada. ¿Tragar, cagar y dormir? No. Para mí, eso no. Y mis hijos ya lo saben”.

 “Aunque me dé a mí mismo la tediosa impresión de un profesor de sociología, me veo obligado a afirmar que tengo la convicción de que el individuo no existe en entero si no llena la parte que le corresponde a su pueblo, si no sabe extenderse hasta su territorio comunal, hasta su ejido”. El falso cuaderno de Narciso Espejo, Guillermo Meneses.

10857276_10204494118006924_2655722266249644862_o

Sofía Imber se extendió más allá de si misma, absolutamente transparente nos dejó verla amante, exigente, madre, comunicadora, intransigente, tenaz, visionaria, líder, sensible, mujer. Todo aquel que puede apreciarla en todas sus facetas y dimensiones, le agradecerá siempre lo que nos ha heredado con su ejemplo y trabajo.

La receta de la tía

sofia-1024x652

Cuentan que a Sofia le gustaba un buen café y era adicta confesa  a los dulces, todas las tardes se comía uno, acompañado por un café,  endulzado con edulcorante porque le gustaba cuidarse. “Está bien que sea vieja, pero gorda no”, comentó en alguna entrevista.

550x340xCoffee-Shop-como-idea-de-negocio-texto4.jpg.pagespeed.ic.edkMeBRlI6

Adriana G.

Nota: Las citas pertenecen al Libro de Diego Arroyo Gil “La Señora Imber. Genio y figura”

Libro-Sofia-Imber

https://es.wikipedia.org/wiki/Museo_de_Arte_Contempor%C3%A1neo_de_Caracas

http://cedice.org.ve/carlosrangel/carlos-rangel-periodista-e-intelectual/

https://es.wikipedia.org/wiki/Guillermo_Meneses

https://es.wikipedia.org/wiki/Lya_Imber_de_Coronil

http://www.fmn.gob.ve/museos/museo-arte-coro

https://es.wikipedia.org/wiki/Museo_de_Arte_Contempor%C3%A1neo_de_Caracas

http://theamaranta.com/enjoy/musa-del-mes-sofia-imber

http://elestimulo.com/climax/museo-de-arte-contemporaneo-el-cadaver-que-aun-recuerda-a-sofia/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s