Impelables Septiembre

bibliotecas-pagina_cabecera

Sin mucho preámbulo, porque la palabra se explica así misma, les dejamos nuestra muy personal recomendación de poemas, poemarios y libros para septiembre.

Mario Benedetti. Foto: © Daniel Mordzinski.

Corazón coraza.

 Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza
porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro
porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

Mario Benedetti

El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha. 

¿Quién menoscaba mis bienes?

¿Quién menoscaba mis bienes?
………Desdenes.
¿Y quién aumenta mis duelos?
………Los celos.
¿Y quién prueba mi paciencia?
………Ausencia.
De este modo, en mi dolencia
ningún remedio me alcanza,
pues me mata la esperanza,
desdenes, celos y ausencia.
¿Quién me causa este dolor?
………Amor.
¿Y quién mi gloria repugna?
………Fortuna.
¿Y quién consiente en mi duelo?
………El cielo.
De este modo, yo recelo
morir deste mal extraño,
pues se aumentan en mi daño
amor, fortuna y el cielo.
¿Quién mejorará mi suerte?
………La muerte.
Y el bien de amor, ¿quién le alcanza?
………Mudanza.
Y sus males, ¿quién los cura?
………Locura.
De ese modo, no es cordura
querer curar la pasión,
cuando los remedios son
muerte, mudanza y locura.
Miguel de Cervantes
o-el-quijote-facebook
Soneto.

Es hielo abrasador, es fuego helado,

es herida que duele y no se siente,

es un soñado bien, un mal presente,

es un breve descanso muy cansado.

Es un descuido que nos da cuidado,

un cobarde con nombre de valiente,

un andar solitario entre la gente,

un amar solamente ser amado.

Es una libertad encarcelada,

que dura hasta el postrero paroxismo;

enfermedad que crece si es curada.

Éste es el niño Amor, éste es su abismo.

¿Mirad cuál amistad tendrá con nada

el que en todo es contrario de sí mismo!

Francisco de Quevedo

FILE-URUGUAY-LITERATURE-BENEDETTI-DECEASE

Una mujer desnuda y en lo oscuro. 

Una mujer desnuda y en lo oscuro

tiene una claridad que nos alumbra

de modo que si ocurre un desconsuelo

un apagón o una noche sin luna

es conveniente y hasta imprescindible

tener a mano una mujer desnuda.

Una mujer desnuda y en lo oscuro

genera un resplandor que da confianza

entonces dominguea el almanaque

vibran en su rincón las telarañas

y los ojos felices y felinos

miran y de mirar nunca se cansan.

Una mujer desnuda y en lo oscuro

es una vocación para las manos

para los labios es casi un destino

y para el corazón un despilfarro

una mujer desnuda es un enigma

y siempre es una fiesta descifrarlo.

Una mujer desnuda y en lo oscuro

genera una luz propia y nos enciende

el cielo raso se convierte en cielo

y es una gloria no ser inocente

una mujer querida o vislumbrada

desbarata por una vez la muerte.

Mario Benedetti

Ani O.

 ♥♥

Mis lecturas recomendadas IMPELABLES  para Septiembre:

1-    Esperando a Godot, de Samuel Becket

Debo reconocer que las clases de teatro con Javier Vidal en la UCAB influenciaron mi lectura por el teatro, disfrutándola mucho, de vez en cuando acudo a los clásicos para rememorar la obra.

image002http://actors-studio.org/web/images/pdf/esperando_a_godot.pdf

2     – Nosotras que nos queremos tanto – Marcela Serrano

Marcela es como yo  “Isabel debería tener un amante. Que por lo menos conozca otro cuerpo que el del Hernán, aunque sea por cultura general” Marcela Serrano

image004                                                  image003

3     – Tocino del Cielo – Rosa Maria Bretton

Lo coloque en mi lista de lecturas pendientes.

Su autora, una de las principales voces de la literatura centroamericana, logra reconstruir de manera conmovedora las travesías de aquellos que deben dejar atrás su tierra natal para construir sus nuevas raíces

Los Poemas IMPELABLES

image005-1

Punto y raya

Anibal Nazoa (letra)– Juan Carlos Nuñez(música)

Entre tu pueblo y el mío,

hay un punto y una raya,

la raya dice «no hay paso»,

el punto, «vía cerrada».

Y así, entre todos los pueblos,

raya y punto, punto y raya,

con tantas rayas y puntos,

el mapa es un telegrama.

Caminando por el mundo,

se ven ríos y montañas,

se ven selvas y desiertos,

pero ni puntos ni rayas.

Porque estas cosas no existen,

sino que fueron forzadas,

para que mi hambre y la tuya

estén siempre separadas.

Credo

Aquiles Nazoa

Creo en Pablo Picasso, Todopoderoso, Creador del Cielo y de la Tierra;
creo en Charlie Chaplin, hijo de las violetas y de los ratones,
que fue crucificado, muerto y sepultado por el tiempo, 
pero que cada día resucita en el corazón de los hombres, 
creo en el amor y en el arte como vías hacia el disfrute de la vida perdurable, 
creo en el amolador que vive de fabricar estrellas de oro con su rueda maravillosa,
creo en la cualidad aérea del ser humano, 
configurada en el recuerdo de Isadora Duncan abatiéndose 
como una purísima paloma herida bajo el cielo del mediterráneo;
creo en las monedas de chocolate que atesoro secretamente 
debajo de la almohada de mi niñez; 
creo en la fábula de Orfeo, creo en el sortilegio de la música, 
yo que en las horas de mi angustia vi al conjuro de la Pavana de Fauré, 
salir liberada y radiante de la dulce Eurídice del infierno de mi alma, 
creo en Rainer María Rilken héroe de la lucha del hombre por la belleza, 
que sacrificó su vida por el acto de cortar una rosa para una mujer, 
creo en las flores que brotaron del cadáver adolescente de Ofelia, 
creo en el llanto silencioso de Aquiles frente al mar; 
creo en un barco esbelto y distantísimo 
que salió hace un siglo al encuentro de la aurora; 
su capitán Lord Byron, al cinto la espada de los arcángeles, 
junto a sus sienes un resplandor de estrellas, 
creo en el perro de Ulises, 
en el gato risueño de Alicia en el país de las maravillas, 
en el loro de Robinson Crusoe, 
creo en los ratoncitos que tiraron del coche de la Cenicienta, 
el beralfiro el caballo de Rolando, 
y en las abejas que laboran en su colmena dentro del corazón de Martín Tinajero, 
creo en la amistad como el invento más bello del hombre, 
creo en los poderes creadores del pueblo, 
creo en la poesía y en fin, 
creo en mí mismo, puesto que sé que alguien me ama.

Rima XX

Gustavo Adolfo Bécquer

Sabe, si alguna vez tus labios rojos 
quema invisible atmósfera abrasada, 
que el alma que hablar puede con los ojos, 
también puede besar con la mirada.

Rima XXXVIIII

Gustavo Adolfo Bécquer

Los suspiros son aire y van al aire. 
Las lágrimas son agua y van al mar. 
Dime, mujer, cuando el amor se olvida, 
¿sabes tú adónde va?

Sonia María

♥♥♥

 

eugenio-montejo

Acacias

Estremecidas como naves
acacias emergidas de un paisaje antiguo
y no obstante batidas en su fuego
bajo la negra luz de atardecida
yo miro yo asisto
a este mínimo esplendor tan denso
yo palpo
la intermitencia de las arboladuras
su fuego girante delirante
enmarcadas en un éxtasis grave
como desposeídas lanzadas al abismo
así de grande
en un follaje poblado de sombras agitadas
las miro
frente a la piedad de mis ojos
bajo los huracanes de la Noche.

Eugenio Montejo

  • Poetas Líricos de la lengua inglesa,  Océano Grupo Editorial. Tiene una excelente compilación de poetas de habla inglesa: Chaucer, Milton, Poe, Keats, Byron, Whitman, entre otros.

robert-frost-660x350-1429514785

El camino no elegido 

Dos caminos se bifurcaban en un bosque amarillo,
Y apenado por no poder tomar los dos
Siendo un viajero solo, largo tiempo estuve de pie
Mirando uno de ellos tan lejos como pude,
Hasta donde se perdía en la espesura;

Entonces tomé el otro, imparcialmente,
Y habiendo tenido quizás la elección acertada,
Pues era tupido y requería uso;
Aunque en cuanto a lo que vi allí
Hubiera elegido cualquiera de los dos.

Y ambos esa mañana yacían igualmente,
¡Oh, había guardado aquel primero para otro día!
Aun sabiendo el modo en que las cosas siguen adelante,
Dudé si debía haber regresado sobre mis pasos.

Debo estar diciendo esto con un suspiro
De aquí a la eternidad:
Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,
Yo tomé el menos transitado,
Y eso hizo toda la diferencia.

Robert Frost

  • Antología. La poesía del Siglo XX en Venezuela, Rafael Arraiz Lucca. Visor Libros.  Ramos Sucre, Fernando Paz Castillo. Andrés Eloy Blanco. Vicente Gerbasi. Juan Liscano, Rafael Cadenas, Eugenio Montejo, Luis Alberto Crespo, Hanni Ossott, Yolanda Pantín, entre otros.

Escritura

Alguna vez escribiré con piedras,
midiendo cada una de mis frases
por su peso, volumen, movimiento.
Estoy cansado de palabras.

No más lápiz: andamios, teodolitos,
la desnudez solar del sentimiento
tatuando en lo profundo de las rocas
su música secreta.

Dibujaré con líneas de guijarros
mi nombre, la historia de mi casa
y la memoria de aquel río
que va pasando siempre y se demora
entre mis venas como sabio arquitecto.

Con piedra viva escribiré mi canto
en arcos, puentes, dólmenes, columnas,
frente a la soledad del horizonte,
como un mapa que se abra ante los ojos
de los viajeros que no regresan nunca.

Eugenio Montejo

  • Antología de versos de poetisas venezolanas, Astrid Lander. Editorial Diosa Blanca. Ida Gramcko, Antonia Palacios, Hanni Ossot, Elizabeth Schön, Sonia Chocrón, Edda Armas, Blanca Elena Pantin, entre otras poetas venezolanas.

sor_juana_ines_de_la_cruz_250

Redondillas (extractos)
Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:

si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?…

¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo,
y siente que no esté claro?…
¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada,
o el que ruega de caído?

¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?

Sor Juana Ines de la Cruz

Adriana G

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s