Recetario de Tías Agosto

ISABEL ALLENDE

descargaEl escritor y crítico literario chileno Camilo Marks escribió sobre ella “Básicamente, hay dos maneras de leer a Isabel Allende. La primera consiste en escudriñar los defectos de sus libros, exponerlos con lujo de detalles y enviarla a los quintos infiernos con una inapelable, satisfecha y fundada sentencia condenatoria. La segunda, parte de la premisa de que es legítimo pasar un buen rato leyendo sus narraciones, puesto que son entretenidas, no cuesta dejarse atrapar por ellas y poseen méritos que atraen al público masivo. Entre ambos extremos se ve difícil encontrar un término medio: hay quienes siempre la odiarán, en tanto otros se fascinarán ante cada nuevo título suyo”.

Ciertamente Isabel Allende levanta pasiones y lo dice alguien que no es fan de su escritura, pero que es defensora radical de la libertad del lector, no solo de leer aquello que más le guste, sino de “encariñarse” con los escritores que le prodiguen el placer de leer.

Sea cual sea la pasión que le anime de algo no tenemos dudas: Isabel Allende es una Tía Multisápida.

descargaNacida en Perú, mientras su padre, diplomático, cumplía misión en Lima; de ascendencia vasca, portuguesa y castellana, ha vivido en Chile, Bolivia, Venezuela, Bruselas, Suiza y  desde hace un buen tiempo en Estados Unidos. Ligada a la vida política chilena, por parentesco y conciencia, exiliada, casada, madre de dos hijos, divorciada, vuelta a casar con un escritor americano, y recientemente divorciada otra vez,  Isabel ha tenido una vida llena de retos, duelos y circunstancias a las cuales ella con su carácter perseverante y su oficio de escritora y mujer de facetas varias,  ha enfrentado con naturalidad y aplomo, convirtiéndose en un referente cuando de mujeres con voz propia y talante decidido se trata.

“Autora de superventas, la venta total de sus libros alcanza 65 millones de ejemplares y sus obras han sido traducidas a 35 idiomas. Es considerada la escritora viva de lengua española más leída del mundo”… nos dice Wikipedia, siempre una referencia cuando de averiguar detalles se trata. Es también una autora premiada, entre ellos el  Premio Nacional de Literatura de Chile y el Premio Hans Christian Andersen de Literatura, por lo que mal haríamos nosotras en contradecir su talento mostrado.

Isabel Allende ha confesado que cuando comienza a escribir el lugar, la época y sus personajes se van dando por sí solos, que no tiene un plan inicial con todas las acciones y la historia va saliendo de manera natural. Varios de sus libros han nacido de cartas o reflexiones personales, por ello el Premio Hans Christian Andersen de Literatura se le otorga  por sus artes como narradora mágica y su talento para cautivar al público. Y confiesa también, Isabel,  que el sentido del humor es parte integral de sus escritos, que se acostumbró a escribir de esa manera cuando era periodista y que, gracias a eso, puede ver la visión alternativa de cada asunto que aborda.

Mi primer libro de la Sra. Allende fue Eva Luna (1987) a mis 22 años, me lo disfrute y lo conservo en mi biblioteca. Nunca leí La Casa de los Espíritus, porque en la película, las actuaciones de Meryl Streep, Jeremy Irons y Glen Close me embelesaron (nunca he sido fan de Winona y menos aún de Don Antonio), y no quería perder el gusto visual de sus interpretaciones. Hija de la Fortuna  fue un regalo de mi madre, quien ha disfrutado mucho de los libros de Isabel, en un intento porque me reconciliara con su figura, la de la Allende, ya que de alguna manera se me había hecho contradictoria. La lectura paso sin pena ni gloria y reconozco que le debo el beneficio de leer por lo menos dos de alguno de sus otros títulos, para tener un criterio concreto de su obra y es justo decir que tengo varias opciones donde hallar a la escritora que se me haga par con una mujer que considero de toda valía y mérito.

Adriana G

Isabel-Allende

imagesLa Casa de los Espíritus, De Amor y de Sombra, Eva Luna, El plan infinito, Paula (estando yo embarazada de mi Paula), Retrato en Sepia,  son las obras de Isabel Allende que guardo con tanto placer como agregado a mi lectura. Si bien no soy fan de todos sus libros, reconozco tener una gran admiración por Isabel  la mujer,  que dice: “Escribir es como hacer el amor. No te preocupes por el orgasmo, preocúpate por el proceso”, “Me arrepiento de las dietas de los platos rechazados por vanidad, tanto como lamento las ocasiones de hacer el amor que he dejado por ocuparme de tareas pendientes o por virtud puritana”, “Para las mujeres el mejor afrodisíaco son las palabras, el punto G está en los oídos, el que busque más abajo está perdiendo el tiempo” , “Memoria selectiva para recordar lo bueno, prudencia lógica para no arruinar el presente, y optimismo desafiante para encarar el futuro”, por mencionar algo entre tanto de su discurso y con él cual me identifico, porque me gusta, porque me llega y me cae bien.

Isabel Allende es feminista, ella exhorta a las mujeres a cambiar el mundo. Dice ella, sutilmente que las mujeres deben estar “conectadas, dispuestas y decididas”… a colaborar con los hombres en una visión compartida del mundo. Los personajes de sus novelas son mujeres extraordinarias que ha conocido, no las inventa, ahí están. Cree en esa visión de que podría haber  un mundo mejor comenzando por limpiar la casa, porque la visión de un mundo mejor  es compartida.

IMG_2338Ya conocemos su historia, su florecer, su crecer, su vida. Pero hablando así, de ella, la mujer que a muchos nos encanta, que a sus 74 años sigue siendo una escritora empedernida, que se siente bella y lo és, que es leona de su familia y más allá, de su verbo, cabria acotar que, como bien se sabe en 1973 se produjo el golpe de estado encabezado por el general Pinochet (1973-1990), donde muere, Salvador Allende, así que Isabel con su familia se muda a Venezuela, por aquello de las amenazas… En ese transcurso (años ochenta) Isabel trabaja como periodista en el diario “El Nacional”  de Caracas. Según Isabel, Venezuela es la culpable de que ella sea escritora. Dice: “Si no hubiera pasado esos años en Venezuela, yo no sería escritora hoy”, “Le debo a Venezuela el color, esa magia, el humor…todo eso que tiene Venezuela y que lo he tratado de incorporar a mi literatura y a mi vida”.

En Venezuela  pude encontrar trabajo de periodista con lo que empecé a escribir”, relató la autora, quien  se sentaba por las noches en la cocina de su casa a escribir cartas dirigidas a su abuelo, que estaba enfermo en Chile, y que serían el embrión de La casa de los espíritus. Yo recuerdo que en alguno de sus libros, no me acuerdo cual, dijo: ” A la antena de mi casa le salió una mata”…  La Venezuela efervescente.

Y hablando de correo y venga la experiencia personal, era mi tía la que recibía y enviaba sus cartas- y esto es en serio-, trabajando en Ipostel,  que por cierto todos sabemos lo que significaba una carta bien entonada, cuando no existía internet, ni celular, etc. Cuando nos hablábamos a diestra y  siniestra, que maravilla el papel, que alegría recibir una carta. Y yo lo viví, eran palabras mayores, pero sin desviarme… les cuento que mi tía, por decirlo relajado, se hizo amiga de Isabel.  Cuenta ella que así como escribe habla. Una o dos veces a la semana iba a llevar sus cartas, a sus contertulios privados, con su atuendo hippie. Se hizo un lugar común de mujeres para ser. En algún momento  Isabel se desapareció, pero ese cuento le corresponde a uno de sus libros,  porque ella misma lo cuenta con agrado, pero mi tía se lo sabe. También conoció a Paula,  una niña con una cola de caballo baja, muy seria, callada, de una belleza blanca de cabello obscuro. Cuenta la tía, hablando de tías, que Isabel nunca dejaba de llevar un detalle a su contertulia, aún conserva un collar de color ámbar y esmeralda, un anillo y un medallón. Cuento esto porque es la contertulia que llega para quedarse.

FullSizeRender

A los 74 años, con 21 libros publicados, traducidos a 35 idiomas y más de 67 millones de libros vendidos, Isabel Allende aún se siente encantadora y seductora, su vida no ha sido sencilla. Allende ha ganado su LIBERTAD: “Ya no tengo que mostrar nada. No estoy atrapada en la idea de quien fui, de quien quiero ser, o de que esperan los demás que sea”

Y por cierto hace poco comentó: “Tengo mucho dolor por lo que pasa ahora en Venezuela, por la situación que vive en este momento el país. Tengo muchos amigos allí, mi hijo se casó con una venezolana, tengo un nieto nacido en Venezuela, tengo un hermano con toda su familia en Venezuela, mis mejores amigos son venezolanos”.

Ani O

isabel-allende-verde-e1451828606969

6a0133ee28efb1970b016768569404970b-800wi

El Recetario de la Tía

Isabel nos la puso fácil o puede que hasta difícil, ya que tiene un libro completo dedicado a la culinaria, Afrodita, y a su mejor estilo libre, ligero, llano nos dejó un recetario completo de platos, con una orientación hacia lo sensorial, sensual, sexual, erótico. Más que leer el libro, lo ideal sería tener a la pareja con quien preparar, degustar y reflexionar los párrafos de Isabel, textos que no tienen entre líneas, letras que espabilan los sentidos y recetas que excitan las sensaciones.

manzanas-afrodisiacas-isabel-allende-L-kLxcW6

La autora le dedica  “ las divagaciones eróticas a los amantes juguetones  y, ¿por qué no?, también a los hombres asustados y a las mujeres melancólicas”. Pero al mismo tiempo la misma Isabel confirma en la introducción del libro que –  Justificar una colección más de recetas de cocina  o  de instrucciones eróticas no es fácil.  Cada año se  publican  miles  y francamente  no  sé  quién  las compra,  porque aún no conozco quien cocine o haga el amor con un manual.  La  gente  que  se gana la vida con esfuerzo y  reza a  escondidas,  como  usted  y como yo,  improvisamos con las cacerolas y  entre las sábanas  lo mejor  posible. –

Nuestra Tía del Recetario se dio a la tarea de recolectar un número interesante de recetas, a su entender todas con poderes afrodisíacos, los cuales va explicando y comentando como la Tía mujer, con jocosidad y muchas veces con conocimiento de causa. En los platos más simples el erotismo de preparar algo que alimente la sensualidad de la pareja por el único placer de compartir el momento culinario.

Entonces como ella misma reseña – Aletas  de  tiburón,  testículos  de babún y  otros ingredientes no figuran en las recetas de la Allende. Y arremete con el siguiente consejo –   Si  usted necesita  recurrir  a  tales  extremos para  elevar  su libido o las ganas de amar,  sugerimos que consulte a un psiquiatra o cambie  de pareja -. Concordamos con la autora completamente, y podemos diferir en algunos platillos, lo que si nos complace es la libertad de palabra, las anécdotas contadas y por supuesto la receta.

Es un texto que merece su lectura, preferiblemente en compañía, o si esta tramando cautivar a su pareja, le aseguramos que no quedará mal parado. Un ultimo alerta para que no se sienta frustrado, o mejor, para que se anime a leer el libro y elaborar alguna receta. Isabel Allende deja claro desde el principio  –  Aquí  nos  referimos  sólo  al  arte sensual  de  la  comida  y  sus efectos en la ejecución amorosa,  y ofrecemos  recetas  con productos que pueden ingerirse por vía oral sin peligro de muerte  —al menos inmediata— y  que  además son sabrosos.  El brócoli,  por lo tanto,  está descartado.  Nos limitamos  a  afrodisíacos sencillos,  como ostras recibidas de la boca del amante,  según receta  infalible de Casanova,  quien sedujo de este  modo a un par de picaras novicias,  o la suave pasta de miel yalmendras molidas que los elegidos por Cleopatra lamían de sus partes  íntimas,  perdiendo  así  el juicio,  y  también recetas modernas con  menos  calorías  y  colesterol.  No damos pócimas sobrenaturales,  porque este es un libro práctico  y  sabemos  cuán difícil  es  conseguir patas de koala,  ojos de salamandra y  orina de virgen, tres especies en vías de extinción – .

Quisimos jugar con este libro y nos imaginamos una cita con el amante titular (hay amantes ocasionales, fortuitos y el 0800-(amante)),  esta cita imaginaria es con el amante titular, lo que conlleva una selección caprichosa de los platos para una tarde, decidimos que seria a partir de la salida del trabajo, tipo 5 de la tarde en el escondite habitual y no daremos más detalles para que la imaginación del lector vuele libre. Nos vamos a permitir sugerir el menú basados en el libro.

Para comenzar a entrar en calor:

  • Ostras

taller-violencia-machista-defensa-personal-madridLa mejor manera de  comerlas  es crudas,  después  de echarles limón para comprobar que estén vivas,  porque  añejas son muy tóxicas. Las desdichadas se retuercen con el ácido… La carne debe parecer  firme  e  hinchada, de  color cremoso, flotando en un líquido transparente  y sin mal olor. Si las compra en sus conchas, le advierto  que abrirlas  requiere fuerza  y  destreza.  Cómprelas abiertas o cómalas en restaurantes, donde otro se ha dado el trabajo de prepararlas. Son  tan apreciadas,  que el duque de Lauzun, antes de ser conducido al patíbulo,  se  hizo servir ostras con vino blanco, que compartió con el  verdugo.

  • Omelette de la Emperatriz

Para dos personas enamoradas se  requieren  cinco  huevos  recién puestos por una gallina virgen,  media taza de caviar beluga,  si  es posible traído del mar Báltico,  cuatro lonjas finas,  pero  suculentas, de salmón ahumado de Noruega,  mantequilla fresca  de  campo, cebollines  picados,  sal,  pimienta,  dos cucharaditas de crema ácida  y,  por supuesto,  pan tostado.  Con delicadeza se quiebran los  huevos  en un recipiente de porcelana fina —por elegancia y ninguna  otra  razón—  y  se  baten ligeramente con sal y  pimienta.  Se calienta  la  mantequilla  en la sartén sagrada de todo buen cocinero y apenas comienza a tomar un colorcillo de piel caribeña,  se vierten los huevos.  Cuando  la  omelette  está medio cocida por debajo,  se desprende con infinita  suavidad, susurrándole para convencerla,  porque si  se violenta  pierde su encantadora disposición;  se colocan dentro  los  cebollines  y  el salmón  y  se  dobla  por la mitad,  como quien cierra un libro.  Para soltarla del todo,  los expertos mueven la sartén con un vaivén sincopado de buen bailarín y  luego,  de  un  brusco  golpe  de muñeca,  la lanzan por los aires y  la recogen volteada,  así se dora bien por ambos lados,  pero cada vez que lo  he  intentado  me  cae en la cabeza.  Esas piruetas son puro exhibicionismo,  al hacer una omelette,  como  al  hacer el amor,  cuenta  más el cariño que la técnica.  Sírvala en los platos más bellos  que  consiga,  previamente calentados al horno.  Coloque encima el caviar y  al  lado  el  pan crujiente recién tostado y  la crema agria. 

 Se supone que en este punto ya iniciaron el predespacho, sino el despacho completo del encuentro y viene un merecido reposo para preparar la cena.

Entradas

 Seguimos con la preparación de una sopa muy especial según la Tía Isabel, pero deben leerlo en el libro.

sopa_reconciliacion_afrodita_220413.columnas_6

  • Sopa de la Reconciliación

Ingredientes 2 tazas de caldo (carne,  pollo o verdura) 1 taza de champiñones frescos 1/2 taza de callampas portobello picadas (o  1/4 taza secas)  1/2 taza de callampas porcini picadas (o  1/4 taza secas)  1 diente  de ajo 3 cucharadas de aceite  de oliva 1  cucharada de aceite  de oliva trufado 1/4 taza de oporto 2 cucharadas de crema agria Sal y  pimienta Preparación: Si  no encuentro callampas frescas y  debo recurrir a las secas,  las remojo  en  media  taza de un buen vino tinto hasta que se esponjen alegremente,  mientras me bebo el resto del vino con toda calma. Luego  pico el ajo por el puro gusto de olerme los dedos,  porque igual podría usarlo entero,  y  lo frío  junto  a  las  callampas  y champiñones en el aceite de oliva,  revolviendo con  fervor  por unos  cuantos  minutos,  no  los he contado,  pero digamos cinco. Agrego  el  caldo,  el  oporto  y  el  aceite  de  oliva  trufado,  no  todo, dejo  un  par de gotas para ponerme detrás de las orejas,  no olvidemos  que  es  afrodisíaco.  Aliño con sal y  pimienta,  y  cocino a fuego suave  con  la olla tapada hasta que las callampas se ablanden y  la casa huela a paraíso. Al  final  lo  trituro  en la licuadora;  esto es lo menos poético del cocinamiento,  pero  inevitable.  Debe quedar con una textura algo gruesa,  como de lodo,  con un perfume  que  hace  salivar  y  llama  a otras  secreciones  del cuerpo y  del alma. La sirvo con crema agria en platos calientes.

  • Pica Pica de Camarones

Son vistosos, eróticos y  fáciles de preparar.

Ingredientes :   10 camarones medianos pelados y limpios  1/2 taza de vino blanco 1/2  hoja  de  laurel  1     trocito de cáscara de limón y  sal  Salsa para untar (ver recetas n° 1, 5 y 8 de Salsas y aliños).

Preparación: Cocine los camarones en el vino  con laurel,  sal  y  limón por 10 minutos a fuego suave. Retire, cuele  y  enfríe.  Los camarones se sirven  ensartados  en  un pincho con la salsa de su elección.

IMG_6794

  • Ensalada Chilena

Muy  simple, se prepara con dos vegetales afrodisíacos: tomate y  cebolla. Ingredientes: 2  cebollas  medianas 3 tomates

Preparación: Pimiento o chile picante  fresco  2  ramos  de  perejil fresco  Sal, pimienta, aceite y vinagre. Pique la cebolla pluma y  póngala a  remojar  en  agua caliente con vinagre por 1/2 hora. Escurra y  seque con papel  absorbente.  Pele los tomates y pártalos  a  lo  largo en gajos. Pique el pimiento picante  y  mezcle  con  la cebolla  y  el  tomate, aliñe  con  sal,  pimienta, aceite. Corone con perejil.

  • Filete Belle Epoque

La salsa es deliciosa y  el filete, si no se recuece, nunca falla. Compre la mejor carne,  en  este caso es una buena inversión que le dará dividendos más tarde.

Ingredientes: 2  filet mignon grandes,1  cucharadita de aceite de  oliva, 2  tazas de buen vino tinto , 1/2 zanahoria cortada fina, 1/2 cebolla cortada fina, 2  hígados de pollo, 3  filetes de anchoa, 2 cucharadas de crema,  Sal, pimienta y ajo en polvo.

Preparación: En una cacerola hierva el vino, la  cebolla  y  la zanahoria  por  15 minutos. Póngalo en la licuadora  con  los  hígados y  anchoas. Devuelva a la cacerola y  cocine 15 minutos más, revolviendo. Corte el fuego. Agregue la  crema. Revuelva  y mantenga caliente con el mínimo de calor. Entretanto fría los filetes por ambos lados en una sartén bien caliente con  muy  poco  aceite. Se  trata  de que queden dorados por fuera y rojos  por  dentro.  Vierta la salsa encima y  sirva de inmediato.

setas

  •  Risotto de Lori

¡Todos los ingredientes son  afrodisíacos!  Con esta receta Lori Barra, la  mujer  que hizo el diseño  gráfico  de este libro (todo queda en familia) sedujo a mi hijo, arrancándolo así de las garras de la soledad después de un triste divorcio…

Ingredientes: 1 taza de arroz arborio, 1 taza de champiñones picados, 1  taza de callampas portobello picadas, 3  tazas de caldo de verdura, 2  cucharadas de mantequilla, 4  cucharadas de aceite de oliva, 3  cucharadas de cebolla picada fina, 1/2 taza  de queso parmesano fresco rallado, 1 cucharada de ajo rallado, 1 cucharadita de aceite de oliva trufado (optativo), 1  cucharada de romero picado, 1/2  cucharadita  de  nuez moscada rallada (fresca), Sal.

Preparación : Caliente el caldo. Retire del fuego. Ponga 3 cucharadas  de aceite y  1 de mantequilla  en  una  sartén,  fría  la  cebolla, el ajo, los  champiñones y  las callampas. Póngalo en un plato separado. En la  misma  sartén  ponga el resto del  aceite  y  la mantequilla,  fría ligeramente el arroz, agregue el  romero,  la nuez moscada y  el caldo de a  poco,  a  fuego suave, revolviendo de vez en cuando. Cocine por unos  20  minutos  y enseguida  incorpore las callampas  y  champiñones a la sartén. Revuelva, vierta el resto del caldo y  cocine  por  10  minutos más  revolviendo.  Cuando  el  arroz  esté  blando (no debe quedar  seco),  vierta  1/2 taza de vino tinto, el aceite  trufado  y cocine unos  minutos  más.  Verifique la sal.  Retire  del  fuego, agregue el queso rallado y  sirva  caliente.

FINAL FELIZ Después de una cena erótica que, cucharada a cucharada, ha conducido a los amantes a través de los preámbulos y juegos amorosos hasta el lecho,  debe haber un final feliz: el postre.

Un postre corona la orgía íntima.

Fotso-de-ricos-postres

 

Lo invitamos a leer el libro y elegir el postre sugerido por la Sra. Allende. Recuerde que no se deben hacer ejercicios forzados con el estomago lleno porque es contraproducente. No es mentira lo que se ve en las películas.

Sonia María

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor-din/la-inocencia-de-isabel-allende–0/html/01d03dc6-82b2-11df-acc7-002185ce6064_2.html#I_0_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s