Construir Riqueza

El inevitable camino para los venezolanos

CesarNaranjo_UnRegalo_Semana1

Vivimos en un mundo complejo y desafiante,  lleno de grandes oportunidades que nos exige cada vez más demostrar nuestras capacidades, competencias e inteligencia, como seres evolucionados que somos. En el libro, “Los Desafíos de la Gerencia para el Siglo XXI”, en su Capitulo I, Peter Drucker expone la importancia del concepto del paradigma dentro de disciplinas sociales como la administración y la gerencia. Destaca como,  los cambios sobre lo que conocemos y creemos son suposiciones básicas, afectan el comportamiento y desempeño de individuos y sociedades. Es evidente que estamos enfrentando una severa crisis, primordialmente de orden económico en nuestro país, que arrastra consecuencias en otras áreas como en lo político y lo social. Sin embargo, al evaluar la realidad global, encontramos igualmente elementos de crisis y desajustes en otras economías así como en otras naciones. Qué marca entonces la diferencia? Por un lado, encontramos el impacto que cada situación puntual tiene sobre el contexto global de cada nación o sociedad, y por otro, el grado de evolución, capacidad y conocimiento que tienen sus habitantes y estructuras sociales, en el colectivo para abordar una crisis. La realidad de producir bienes y servicios de manera cada vez más eficiente y a menor costo, para luego ser colocados en mercados globales y ser adquiridos como preferencia ante la diversidad de ofertas de la competencia, es objetivo común bajo las bases y premisas del paradigma de la gerencia y eficiencia competitiva. Esto es cierto, si en el esquema mental de referencia de cada agente económico productivo, existe no solo este concepto, sino también, una necesidad. La tecnología como agente fundamental de desarrollo está cambiando de manera tan rápida y abrupta que se hace complejo hoy día conocer como son los modelos de desarrollo, rentabilidad, ingresos y generación de riqueza. El desafío de comprender estos modelos es una constante en las sociedades que saben que para desarrollar riqueza, requieren ser competitiva

En nuestro caso, la actual situación de estancamiento nos hace invertir tiempo en atender aspectos que como sociedad, hemos debido haber superado. Hemos caído en un esquema, no solo de características locales muy básicas, sino de naturaleza primaria en cuanto a las necesidades que como nación, debemos atender. Cuando el mundo se movió de una economía local a un esquema de economía nacional, ya su sociedad y estructuras de gobierno estaban preparadas para aprender y manejar los cambios. Es así como estas naciones lograron después, enfrentar la transición de pasar de sus economías nacionales a economías globales, siendo esta transición radicalmente más compleja que la anterior. El gran problema de nuestra nación, está en la dinámica de evolución de nuestra estructura individual y de país, promovida por una nación bendita en recursos, que más que servir de inventario para el desarrollo, promueven el estancamiento. Esto viene dado por el paradigma de una cómoda postura de generar riqueza derivada de su explotación y no de su transformación. Las economías y negocios de hoy día pueden comprar donde los costos sean menores en el planeta así como vender en donde los precios sean más elevados. En consecuencia, la colocación de nuestra riqueza natural no transformada, tendrá aun mercado para ser colocada en cualquier parte del planeta. Lo que no hemos logrado comprender, es que este modelo, en lugar de generar riqueza, genera dependencia. En una economía de redes globales, cualquier cambio en la dinámica de precios, oferta o demanda, generará impactos agudos, mas en economías tan dependientes como la nuestra. El paradigma representa el esquema prevaleciente de una disciplina social como lo es la administración y la gerencia, por lo que su efecto en las personas e instituciones vendrá dado por la manera como sus practicantes se inclinen a actuar, participar y comportarse, que en principio, será como les indiquen las suposiciones de sus referencia.

ven-produccion

De algo si debemos estar claros, un colapso económico conlleva a un colapso político. Esto nos conduce al inevitable camino del desarrollo económico y productivo. La respuesta lógica ante este desafío gerencial, estaría en el desarrollo de personas e instituciones globales que puedan accionar de manera directa sin la necesidad de permisos para actuar o desempeñarse por parte del gobierno o bien, tener que actuar a través del gobierno bajo los esquemas que éste decide implantar. Esta realidad es la que ha distorsionado el esquema de desarrollo económico, pues el condicionamiento de trabajo a través del gobierno es el que ha generado oportunidades inimaginables de riqueza individual mas no colectiva. Desmontar este esquema pareciera no viable ni en el corto, mediano ni largo plazo, dadas las condiciones actuales. Los procesos de cambio requieren el desafío de paradigmas. Un primer gran paso, vendría dado por el reconocimiento consciente y reflexivo de la existencia de paradigmas y creencias en nuestra manera de pensar y actuar, bien a manera individual como colectiva. Ya llegar a este nivel es una tarea compleja. El segundo paso, sería desafiar el paradigma con el propósito de erradicarlo y así poder desarrollar un nuevo esquema. En la práctica los pioneros de paradigma son vistos como elementos de disrupción, pues atentan contra la comodidad y el “Status Quo”, así como interfieren ante las ventajas de las sociedades que se desenvuelven dentro de grandes zonas de comodidad. Sin embargo, la historia reconoce y agradece a estos pioneros de cambio, pues a través de su liderazgo, visión, aspiración y sentido de cambio, han creado nuevos espacios y oportunidades para asegurar el desarrollo de sociedades y naciones. Cómo podemos contribuir y hacernos agentes de cambio? Son muchas las áreas que requieren de transformación. Sin embargo el establecimiento de estructuras productivas dentro de nuestra economía, harán que se establezcan importantes bases para permitir el desarrollo integrado en otras áreas. El cambio comienza por transformar el arquetipo y arquitectura de la estructura de riqueza.

descarga

La transformación hacia la riqueza comienza con la organización social. Las estructuras y organizaciones sociales constituyen la gran fundación en la construcción de riqueza y desarrollo. Cuando vemos naciones que han confrontado problemas en su desarrollo encontramos elementos comunes de caos, desorden e incapacidad para organizarse socialmente. Son incapaces de mantener un orden público, o de construir y reparar continuamente su infraestructura. No son capaces de sostener y organizar programas de desarrollo en educación, salud y bienestar económico. Estas estructuras deben concebirse con visión de permanencia y largo plazo, pero a la vez conscientes de que en el proceso de desarrollo, deberán adaptarse. Las sociedades exitosas constantemente confrontan nuevos desafíos, que de mantenerse estáticas no asegurarán el éxito de su existencia y razón de ser. Las estructuras sociales para ser exitosas deben reinventarse. Por naturaleza, los sistemas sociales son muy resistentes a cambiar y presentan una enorme capacidad para tolerar más que para resolver y entender los problemas que enfrentan. Una clave para asegurar el desarrollo económico, está en la capacidad de las organizaciones y estructuras sociales para movilizar recursos. La administración de estos recursos requiere de consenso, visión compartida, planificación y competencias para asegurar su gestión de evolución y desarrollo. El segundo gran componente en el desarrollo de riqueza está en la capacidad de generar y ampliar las competencias empresariales en la sociedad. Aunque pueda verse como opuestos, las organizaciones sociales y empresarios van de la mano como base del desarrollo y evolución en la generación de riqueza. La naturaleza del cambio requiere de individuos que reconozcan la necesidad de hacer nuevas cosas y que tengas la iniciativa de poder llevarlas acabo. Es el desarrollo empresarial el capaz de romper con las barreras y viejos esquemas que atentan contra el desarrollo de nuevas ideas y propuestas.

riqueza3La burocracia, pública como privada, no será la responsable de cambiar lo que está. De hecho, son estas mismas las que en ocasiones requieren ser cambiadas. El problema radica en que bajo estas estructuras se albergan grandes intereses, a los que no les conviene la evolución y el cambio. La empresa individual no se manifiesta de forma continua en el tiempo o en el espacio. Ocurre en momentos puntuales por lo que en unas sociedades ocurre y en otras no. Para esto la sociedad debe organizarse o reorganizarse, de manera que el desarrollo empresarial pueda tener cabida y florecer. El tercer componente necesario para la generación de riqueza es el conocimiento y la creación de conocimiento. El conocimiento es el generador de avance en los elementos de desarrollo y evolución industrial y tecnológica que crea las condiciones de desequilibrio para que se puedan obtener altas tasas de retorno, así como altas tasas de crecimiento. El conocimiento es el que hace posible que nuevas cosas aparezcan y sean creadas así como hace posible que las cosas se hagan de otras maneras. La evolución del conocimiento no sucede por azar. Requiere ser descubierta. Hay sociedades que cuentan con la curiosidad, aspiración y el deseo de invertir en el desarrollo del conocimiento, innovación y crecimiento…, otras no. En una sociedad las personas con habilidades especializadas, talento y experiencia son necesarias para descubrir nuevos esquemas de conocimiento, desarrollar nuevos productos y servicios, crear procesos más eficientes así como ocupar posiciones en el sistema productivo y de trabajo. La alfabetización es el precursor necesario para una alfabetización más compleja como lo es la vinculada a la tecnología. La creación y desarrollo del capital humano es por naturaleza un proceso social y no individual. Las competencias humanas, solo crecen y se desarrollan si una generación le enseña y trasmite a la otra, lo que ha aprendido. De esta manera, la nueva generación puede expandir el conocimiento existente y adquirir nuevas habilidades en lugar de redescubrir o tener que reaprender lo que las anteriores ya saben.

riqueza2El desarrollo de habilidades y competencias en la sociedad representa el cuarto elemento para el desarrollo continuo y la generación de bienestar, crecimiento y riqueza. Descuidar este aspecto contribuye esencialmente al abandono de todo un proceso de evolución y desarrollo. La inversión en estructuras, fábricas, edificaciones comerciales y de oficinas, equipos y sistemas e infraestructura en general, representa el próximo nivel en el esquema de desarrollo y generación de riqueza. La inversión de capital fue vista y reconocida desde hace un tiempo atrás como ingrediente vital en el éxito y desarrollo económico. El progreso económico y la riqueza son funciones directas del capital invertido por los actores en cada sociedad. Una de las cosas que hace que nosotros como humanos seamos humanos, es el reconocimiento de que existe un pasado y un futuro. Por el hecho de comprender que estamos en un proceso, estamos dispuestos a invertir para mejorar el futuro, aun sabiendo, que como individuos muchas veces no estaremos presentes para disfrutar de nuestras inversiones. Las personas que no tienen sentido de inversión de futuro, pueden estar confinadas a un esquema básico y de naturaleza primitiva (es más frecuente ver esto en la actual Venezuela). En consecuencia se estancan en la evolución y en el tiempo, quedando paralizados sin avanzar al no invertir en cambiar el futuro desde el presente. Estas sociedades dejan de construir cuando tienen los elementos básicos para cubrir su día. En términos básicos, alimentados, calientes y secos. En contraste, las grandes sociedades están marcadas por su deseo y aspiración de desarrollar y emplear nuevas herramientas, lo que en esencia las ha hecho grandes. Solo aquellos interesados en el futuro desarrollan herramientas. Digan lo que digan, argumenten lo contrario o se refugien en excusas, aquellas sociedades que desarrollan pocas herramientas, no están interesadas en el futuro. Queda por demostrar, si realmente estamos interesados en el futuro y aspiramos al verdadero desarrollo y generación de riqueza para las próximas generaciones.

Cesar Naranjo

@CNaranjoCoach

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s