Vivir “sin cuenta”

Cita Posted on Actualizado enn

escrito a cuatro espíritus y 8 manos

IMG_1197

En exactamente 5 días cumplo 50 años. Tomo aire: la escalera al 5to piso es de peldaños anchos. Me gusta decir que cumplo 50, no es un número que me perturbe, ningún año ha sido en vano y todos me han llevado a vivir  “sin cuenta” (la genialidad de esta frase, ya se los he dicho, le pertenece a Sonia María).

La edad de la mujer y de más de un caballero, es un tema casi tabú. Por años se ha considerado incluso de “mal gusto” preguntar la edad. Yo, que nunca me he quitado años de encima,  he sido  víctima de  miradas maliciosas y de más de un resoplido furibundo, cuando al decir la mía he revelado, por calculo la de alguna amiga. Por ello de los cambios que realmente se hacen sentir en torno a hombres y  mujeres en nuestros tiempos, la percepción de la edad como finiquito de la vida útil social, laboral, etc. es uno de esos avances de peso considerable, aunque no siempre le demos el valor que tiene, empeñados como están algunos en  vivir atados a un calendario que nos suma años. En esto muchas mujeres son tristemente expertas.

Mujeres y hombres en general estamos aprendiendo a vivir no solo con nuestra edad, sino sin las limitaciones que se nos impusieron a propósito del  kilometraje acumulado. Por estos días escuchamos y leemos con frecuencia que los 50 son los nuevos 30…no, no, no… Orange isn´t the new black. ¡No queremos tener 30, aprendimos a vivir los 50, sin cuentas!

Hablando en femenino, yo recuerdo que en mis tempranos 20, una mujer en sus 40 y pico ya era considerada una “vieja”. Recuerdo a mi mama decir que ya estaba “vieja pa´eso”, y aunque falta, a no dudar mucho camino por recorrer, creo que el cambio más importante es el que se ha dado en nosotras mismas, al revelarnos a ser discriminadas por la edad y al proyectar el convencimiento adquirido de lo mucho que ganamos con las velas que soplamos cada año: la certeza y el dominio de nuestras capacidades a cualquier edad y esplendorosamente maduras y potenciadas con las canas domadas o lucidas con propiedad.

Una de esas maravillosas certezas, y esto aplica para todo género,  es dejar de perseguir lo que nos gusta. Porque ahora tenemos clarísimo que no nos gusta y que no queremos,  y esto, créanme es un logro fundamental.  La seguridad y confianza que de eso deriva es una onda expansiva que repercute en nuestros entorno, en lo social, lo laboral. Alcanza  todos los aspectos de nuestra vida y se multiplica en  la sociedad en general.

Los años, como  las bebidas espirituosas conservadas en barricas, nos maceran, nos dan templanza, los surcos de nuestros años son carácter. ¿Que todo cae? Sí, todo cae, la piel se nos precipita en pliegues que no siempre son fáciles de asimilar, como las experiencias de la vida misma. Más allá de las personales opciones estéticas de cada quien (asunto delicado en el que por los momentos no vamos a ahondar) si mantenemos nuestro cuerpo con armonía, balanceando lo que ingerimos física, mental y emocionalmente, lograremos retrasar no solo la evidencia física del tiempo, sin parecer momias conservadas en formol, sino que les aseguro que ganaran una energía vital de vida.

Vivamos sin cuenta, porque la juventud, más allá de las edades  en que se es realmente joven, es permitirnos seguir creciendo, sin importar cuán grande seamos, allí está la clave. Vivamos sin miedo a experimentar, a aprender, a mudar la piel y las resistencias.

Vivamos sin cuenta, porque finalmente el mejor momento es siempre el momento presente.

Adriana G

images (1)

Unos días atrás,  mientras conversaba  con una amigo sobre la edición Vivir sin cuenta, enseguida el me dice “esa  es la edad de la liberación total, cero ataduras, cero condones, cero todo, cero rollos”

…como buena fémina en mis 50 y  dueña absoluta de mi tiempo,  gastos y gustos estoy convencida que la ventaja de llegar entera a esta edad es la invaluable experiencia adquirida y aunque soy feliz por naturaleza ahora lo soy mucho mas, vivo con mas humildad,  me he liberado y desligado de lo que me perturba o no me permite evolucionar.

Liberación y sobre todo  Valoración

Maria Carolina E.

mujer-baja-autoes

Creo en el madurar con gusto, sentirse inmortal al cambio físico es materia de los dioses griegos.

Yo no llego a los cincuenta (me faltan 4 años y unos 4 meses…) pero puedo interpretarlos y sentirlos  por todas esa campeonas guerreras allegadas que SIN CUENTA DARSE me lo contaron… allí voy pisando los talones con todo el gusto del mundo, sin vanidad y exaltando lo bonito…

Seguras y en paz de quiénes son y qué pueden hacer. Disfrutan el instante, el ahora sin olvidar el antes. Cómodas en su piel, sin miedo al espejo. Sabiduría para reírse del mundo pero siempre serias y responsables cuando es preciso. Poco les importa el qué dirán. Caminan con paso fuerte, sin pausa pero sin prisa.

 Ellas lo probaron así que lo saben.

Ani O

descargaYa lo dijo Adriana, patenté los Sin Cuenta cuando los cumplí, ahora voy por Sin Cuenta y Pico, y no los voy a contar más… más por pereza a contar que por vanidad. Pensaba que era imposible olvidarse de la edad, pero a medida que pasan los años me doy cuenta que hay que pararse a pensar para decir la edad correcta, la recepcionista de mi empresa siempre me dice – hasta cuando tienes Sin Cuenta Sonia!? – .
Yo soy como la canción, no le pongo años a mi vida, le pongo vida a mis años. Los celebro siempre según el espíritu que me invada. He festejado en grande con todo a lo que tengo derecho según la tradición: los he viajado, una vez los celebré en una reunión de meditación, los he cumplido corporativamente, me encanta pasarlos en la playa, prefiero las reuniones pequeñas, la de mis Sin Cuenta y pico fue sorpresa, mi hija se afanó en los detalles, eligió un lugar acogedor, Aterraiza (ya les contaremos de este espacio) logró reunir a cuatro grupos de amigas entrañables que saben vivir sin cuenta, en fin,   los he bebido, comido y sobre todo nadie me quita los bailado.
Cada década ha sido diferente y muy vivida. A ver, este rollo de contar ¿comienza a los 30?. Los 30 y los 40  son dos décadas para exprimir por lo vitales, se puede hacer TODO, y aunque no hay limites a ninguna edad, tengo una amiga que hace Cross Fit a los sin cuenta y pico, para mi eso es extremo, en los 30 y los 40 se cuenta con una resistencia plena, que si la ejercitamos, física, intelectual y espiritual puede alargarse, pero a esas edades estas sin restricciones.
Vivir Sin Cuenta es conseguir el equilibrio y no perder el swing de la vida.

Sonia María

 

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Vivir “sin cuenta”

    Fabio Descalzi escribió:
    15 septiembre, 2016 en 10:43 am

    Viene muy bien esta arenga sobre la vida “sin cuenta”. También a muchos hombres, que conste (especialmente los que se hacen los coquetos porque se les cayó el pelo o ya no rinden como antes, jeje).
    Hace unos años, cuando cumplí los cuarenta, iba a cien por hora, fantástico, y dije: “estoy listo para el segundo tiempo”. O sea: me sentí con fe para llegar a los ochenta. ¡Más vale que los viva bien, y no extrañando el ayer!
    Ahora que estoy a menos de dos añitos de mi próximo cambio de década, que la consigna sea: a seguir viviendo sin cuenta.
    P.D.: No voy a andar con pretensiones de llegar a los cien, porque sería creerme superior a mi bisabuelo, jeje.

    Me gusta

      lasmultisápidas respondido:
      15 septiembre, 2016 en 10:49 am

      Fabio aquí de 4, ya 3 pasamos al quinto piso, sin llevar la cuenta. esa es la idea vivir “aquí y ahora” sin mas limitación que aquello que queremos o no transitar. gracias por acompañarnos, saludos !

      Le gusta a 1 persona

        Fabio Descalzi escribió:
        15 septiembre, 2016 en 10:50 am

        Bueno, hagan lugarcito en el ascensor, que atrás voy. 😀

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s