Recetario de Tias

Cita Posted on Actualizado enn

Screenshot_2016-03-14-08-23-59_1

Cuando nos planteamos la edición de marzo de Multisápidas, varias ideas vinieron a sentarse en nuestra mesa: la mujer,  por aquello de la celebración el 8 de marzo del Día Internacional de  la Mujer; Gabriel García Márquez, quien por estas fechas siempre es recordado y homenajeado pues nació un 6 de marzo de 1927; hasta la Semana Mayor vino a asomarse a nuestra tertulia como tema posible para un post. Nuestra Tía de marzo no estaba presente, teníamos opciones, Tías en lista de espera… pero nada concreto… hasta que decidimos celebrar a nuestro Gabo haciendo una reseña de sus libros “Impelables” y justamente en la tarea de revisar nuestras novelas, crónicas y cuentos favoritos del Gabo, se nos sentaron en la mesa Úrsula Iguarán, Ángela Vicario, Fermina Daza y Pilar Ternera, exigiéndonos con su sola presencia un Recetario de Tías con las mujeres que el Gabo nos regaló, con nombre, apellido y circunstancia específica y que representan, sin duda alguna el vasto y rico mundo de lo femenino latinoamericano. ¡Caramba!, que no es lo mismo nacer en Austria que a orillas del Magdalena, el Cauca o el Orinoco, con el Caribe meciendo las palmeras.

Si hay algo mítico y heroico en el universo narrativo de García Márquez son las mujeres que pueblan sus libros. En su obra encontramos una galería amplia de figuras femeninas de diversas edades que recrean los distintos roles de la mujer en la sociedad, desde la típica madre abnegada que se desvive por los demás, hasta la mujer que asume con autonomía su cuerpo y su alma, en lugar de ceñirse a los roles restringidos y rígidos que se le asignan. Las mujeres son las que sostienen el mundo real de sus historias y el sustento de lo mágico que en ellas habita.

Hay estereotipos, como la matrona emprendedora y aterrizada encarnada en Úrsula; la matriarca perversa, en la abuela  de Eréndira; las prostitutas Pilar Ternera, Nigromanta, Bendición Alvarado, María Dos Prazeres; las liberadas Meme, Amaranta Úrsula, Leticia Nazareno, Nena Daconte o las amargadas Amaranta, Rebeca, Bernarda Cabrera y la concubina Petra Cotes.

Hay Arquetipos, como las Diosa Vírgenes a quienes el afecto no las desvía de aquello que consideran importante. Independientes y autosuficientes. Mujeres fuera del tormento cuya percepción enfocan en lo personalmente significativo, Ángela Vicario y Remedios la Bella parecen estar retratadas aquí. Están también las Diosas Vulnerables, como Úrsula, que representan los papeles tradicionales de la esposa la madre y la hija, mujeres orientadas a las relaciones, cuyo bienestar depende de esas relaciones significativas de su vida, porque se sintonizan a partir de las necesidades de los demás, mujeres como Victoria Guzmán o Placida Linero. Hay Diosas transformadoras o alquímicas, que buscan la intensidad en la relación más que la permanencia. Son mujeres motivadas por el proceso creativo, dentro y fuera de sus afectividades y son receptivas al cambio, como Pilar Ternera, quien  no es sólo una prostituta, es una prostituta sagrada,  una mujer humana que encarnaba la diosa del amor y representaba la sexualidad de la mujer siendo reverenciada.

Ninguna mujer de García Márquez puede ceñirse a un solo traje, no es un único estereotipo ni representa un único arquetipo, en una están todas las mujeres que puede ser y en todas esta la mujer que realmente se es.

Úrsula Iguarán,  la matriarca de Cien Años de Soledad, no sólo es la iniciadora de la novela, sino aquélla que domina el hogar, realizando las funciones domésticas, preocupándose con los que en él habita, soportando el sufrimiento y la carga de todo sin quejarse. Úrsula sigue a Aureliano Buendía en la aventura de la fundación de Macondo y es, sin lugar a dudas, el personaje femenino más importante. No solo por ser la esposa del fundador  y tronco de los Buendía, sino porque desde el comienzo muestra una firmeza de carácter que ayudará a Macondo a crecer como población. Úrsula es el sostén material de su familia por generaciones, crea una pequeña industria  para dar estabilidad económica a los suyos, pero las empresas materiales, que consumen buena parte de su tiempo, no le impiden realizar su papel tradicional de mujer, atender el hogar, ser madre y criar a sus hijos, nietos y biznietos, a quienes educa dentro de sus limitaciones culturales. El carácter de Úrsula Iguarán es la fuerza femenina que se deja sentir en la novela.

Cuentan los biógrafos del Gabo que el escritor evocaba sus años de infancia en una casa amplia gobernada por la abuela Tranquilina,  de origen guajiro y siempre vestida de semiluto, la abuela Tranquilina Iguarán, o Mina, como la llamaban, fue determinante en la vocación literaria que adquiriría su nieto más ilustre.

Fue ella, quien junto al coronel Nicolás Márquez, su esposo, criarían al pequeño Gabo durante sus 7 primeros años de vida en Aracataca. Su abuela,  a la que siempre vio proteger a los suyos : “Ella era la jefe de la casa y no sólo ella, también unas entidades fantásticas con las que tenía comunicación permanente y que eran las que le indicaban qué se podía hacer ese día y qué no; ella interpretaba los sueños (tal como lo hacen muchos de los personajes femeninos de las novelas de Gabo) y de acuerdo con ellos se organizaba la casa”,  contó el escritor en varias entrevistas.

También la recordaba como una abuela ciega y demente que no se desvestía mientras la radio estuviera encendida,  pues creía que los dueños de esas voces que oía la estaban observando. Un mundo de fantasía y superstición que muchos años después volcaría  en las 400 páginas de Macondo y en las que la abuela tomaría forma a través de la figura de Úrsula Iguarán.

Así mismo haría con su madre, Luisa Santiaga Márquez Iguaran de García, nacida en La Guajira, que se atrevió a desafiar la disciplina del coronel Nicolás Ricardo Márquez,  su abuelo, para casarse con Gabriel Eligio, un telegrafista de Aracataca. La relación de Gabo y su madre en los primeros 7 años de vida del escritor fue casi nula, pues  él fue criado por sus abuelos maternos, mientras Luisa y su esposo viajaban por varios pueblos del Caribe intentando abrirse futuro con la profesión frustrada de Gabriel Eligio como médico homeopático.”Mi madre fue mi primera maestra de ortografía”, comentaría el Nobel, al recordar que ella le regresaba corregidas, a vuelta de correo, las cartas que él le enviaba.

Era ella a quien Gabo consultaba antes de emprender cada novela y la que terminaría por protagonizar uno de los amores literarios más universales a través de las páginas de El amor en los tiempos del cólera, en la que Gabo narra la historia de amor rebelde de sus padre.

Fermina Daza, como todos los personajes femeninos de García Márquez, toma el hogar como un territorio acotado, una posesión tras la que reside la verdadera fuerza. Fermina Daza cumple otro de los tópicos de los personajes de García Márquez: tiene una cualidad física muy desarrollada, el olfato, lo que en su caso le serviría para descubrir la única infidelidad de su marido.

La protagonista pasiva de Crónica de una muerte anunciada, Ángela Vicario, representa el dilema clásico de los personajes femeninos de García Márquez: mujeres fuertes, con ansia de libertad, sensuales y castigadas por una moral del XIX. La Fermina Daza de El amor en los tiempos del cólera, es una variante más desgarrada

La presentación de la mujer se hace con el mismo o aún con más entendimiento que la del hombre. Y se refleja con ironía y humor los valores de la sociedad latinocaribeña en cuando a virginidad, el machismo pervertido y lo ridículo de la honra excesiva de la familia.

También están los  personajes que son un reflejo de un mundo oscuro, liderado por las curanderas y magas, que de día resulta fascinante y de noche inspira terror. Mujeres que interpretan sueños, que siempre tiene habilidades específicas y que revelan en su comportamiento y conducta el peso de tradiciones, conjuras, promesas y supersticiones.

Lo femenino es el recurso trascendental en la obra de Gabriel García Marquez. Incluso el “realismo mágico” tan manoseado y mal entendido, pasa antes por el rito de lo femenino, de lo expuesto y lo secreto, de lo dicho y lo sobreentendido.

Estas Tías, estas hembras atribuladas, etéreas, brujas, ensoñadoras, sexuales, madres, hijas, esposas y amantes se alimentan también de una geografía tan exuberante como ellas y del fruto de esa tierra de color y olor particular y Gabriel García Márquez incluyó en su literatura a la gastronomía. Algunos  sabores autóctonos colombianos se reflejan en El Coronel no tiene quien le escriba, con la famosa mazamorra de maíz. En Doce Cuentos Peregrinos  relata experiencias de personajes con los alimentos, como en  Buen viaje señor presidente, cuyo protagonista tiene prohibido comer todo pero cede ante las tentaciones de una taza de café o una costilla de buey al carbón. En numerosas ocasiones entre las páginas de Cien años de soledad , García Márquez hace alusión al café, sin azúcar. Así lo tomaban los miembros de la familia Buendía en todo momento… y así podríamos continuar.

Les dejamos un “Plato Completo” de placeres gastronómicos colombianos, para disfrutar al Gabo y a sus mujeres en su totalidad.

PLATO COMPLETO

Changua: 351f2f3ce7344acb862a7c209a7de395

Ingredientes

-2 tazas de agua
-2 tazas de leche
-4 huevos
-4 hojas de cilantro fresco
-2 cebollas largas
-sal al gusto
-1/8 c pimienta (opcional)

Preparación

Se pican finamente el cilantro y la cebolla.
En una olla grande se pone a calentar la leche con el agua, la sal y la cebolla.
Cuando hierva, se le agregan los huevos crudos sin dejar romper las yemas y se dejan hervir por un minuto.
En el fondo de los platos de sopa (o tazones) se pone una cucharadita de cebolla y una de cilantro. Se sacan cuidadosamente los huevos de la olla y se coloca un huevo en cada plato.
Luego se les vierte el líquido muy caliente.

images (17)Cucayo BarranquilleroEn Barranquilla, particularmente en las casas y restaurantes de los barrios tradicionales de la ciudad, las personas se deleitan con lo crocante del “pegao” del arroz en la olla. Isnardo Pinilla, quien dirige hace 42 años un restaurante de comida típica Caribe en el norte de Barranquilla, cree que brindar Cucayo como entrada en su restaurante es “una muestra de cariño y agradecimiento hacia los clientes fieles, ya que este es un aperitivo representante de la comida colombiana”Sin embargo, para Federico Martínez, el Master Chef colombiano, el Cucayo no es servido en la cocina de altos niveles porque “básicamente el Cucayo es un residuo del arroz. Además, se dice que cuando este se deja tostar es un arroz mal hecho”. Hay quien afirma que “para hacer un buen Cucayo no hay fórmula, es una preparación  natural”.

Ajicero Colombiano:

Ingredientes:

– 1 tomate maduro picado en cubos pequeños

– 1 taza de cilantro picado

– 1 ají o chile picado finamente y sin semillasimages (18)

– 1/2 tallo de cebolla verde picado

-1/4 taza de vinagre blanco

– 2 cucharadas de agua

– Sal y pimienta al gusto

– Gotas de limón (opcional)

Preparación :

Mezclar todo en un bowl y dejar macerar por lo menos una semana.

Sobrebarriga:

Ingredientes
images (19)-4 libras de sobrebarriga cortada en trozos
-2 tallos de cebolla larga picada
-2 cebollas cabezonas peladas y picadas
-4 dientes de ajo machacados
-1 cerveza amarga
-1 ramo de yerbas (orégano, laurel, tomillo, cilantro, mejorana, etc.)
-Sal y pimienta al gusto
-1 taza de miga de pan
Preparación:

Se pone la sobrebarriga a cocinar en suficiente agua por 3 horas en una olla normal (1 hora en olla a presión), con la cebolla, el ajo, las hierbas y los aliños.

Se saca, se escurre y se pone sobre una lata engrasada, se le rocía miga de pan y se baña con la cerveza amarga, se lleva al horno precalentado a 350° por 20 minutos, rociándole de vez en cuando cerveza por encima.  Se sirve acompañada con papas chorreadas y arroz seco.

Limonada de Coco:La limonada de coco es una deliciosa bebida refrescante típica del caribe, especialmente de la ciudad Cartagena de Indias.

Ingredientes para 2 vasos:

– 1 taza de jugo de limóndescarga (10)

–  1/2 taza de extracto de Coco

– 1/2 taza de hielo (picado)

– 2 cucharadas de azúcar

Preparación:

Poner en la licuadora el jugo de limón, el extracto de coco, el hielo picado y el azúcar. Licuar durante 30 segundos a velocidad alta.

Servir adornando el vaso con una rodaja de limón o con hojitas de hierbabuena

descarga (11)

Cafe : Una buena taza de café, inspira, impulsa ideas y potencia nuestra concentración, por eso debemos tomarnos el tiempo para degustarlo con sentimiento.

En Venezuela y Colombia tenemos dos métodos típicos para hacer café: la media o manga y la greca.

La media o manga es uno de los procedimientos más tradicionales y económicos de preparar café . Basta que el colador de tela esté limpio y colocar aproximadamente 8 gramos de un café molido entre medio y grueso.

Norma principal: Por cada gramo de café, utilizar 16 gramos de agua. El agua no debe pasar de 92 grados centígrados. Dejar hervir levemente el agua, apagar el fuego y dejar reposar dos minutos. Colar el café directamente en la taza donde se servirá.

descarga (12)Segundo método: la greca italiana.

Para lograr una satisfactoria bebida en esta cafetera debemos seguir estos pasos: Llenar el calderín con agua caliente, un poco más abajo de la válvula. Usar un café molido de fino a medio. Llenar el filtro completico, sin pisarlo. Y para compactar la molienda, dar unos golpecitos al filtro o pasa un dedo para rasar. Enganchar, levantar la tapa y cocinar a fuego medio-bajo.

Hay que tener paciencia, va a tardar. La idea es lograr un café que salga lento y grueso. Cuando va por la mitad de la colada, apagar la máquina.

Dato: Cuando el café comienza a burbujear, no significa que está listo. Sino que está quemado.

Las Multisápidas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s