Cuéntame un cuento

Cita Posted on Actualizado enn

images (1)

Una historia. Un asunto corto, que no breve en intención. Un comienzo y un final, aunque donde arranquemos y donde terminemos no sean un único principio, ni un único desenlace.

Estamos seguras de que a todos nos gusta un buen cuento. Desde pequeños, o especialmente de niños, disfrutamos de buenas historias. Crecemos leyendo y oyendo de princesas rosas, piratas de barba negra, frijoles mágicos, lobos, sirenas y cuervos. De adultos aprendemos a no creer en cuentos chinos y cuando algo se nos hace inverosímil  decimos: ahora cuéntame una de vaqueros.
A veces hasta hacemos de nuestra vida un cuento y dejamos de ser reales, para ser un personaje.

El cuento encierra tradición, moralejas, advertencias, arquetipos, estereotipos, leyendas, mitos y experiencia. Es una vía expedita y agradable de perpetuar nuestras costumbres, creencias, idiosincrasia, cultos, miedos y reservas.

El cuento como ejercicio narrativo, se centra en un solo hecho o accidente;  los personajes se reducen al mínimo posible, a veces uno solo, y su caracterización es breve (a diferencia de la novela, ya que debemos recordar que un cuento no es una novela corta, sino que tiene sus caracteres propios). La acción es concisa, llega rápidamente a su fin, sin digresiones ni complejidades, pero se aplican en el los mismos métodos literarios que en las demás obras narrativas: tres tiempos (exposición, nudo y desenlace), narración, descripción, diálogo y monólogo, punto de vista del autor, retrato de los personajes, etcétera.

Sea popular (cuentos de hadas, de animales o costumbres) o literario; sea de misterio, ficción, microrrelato, histórico o romántico,  el cuento, dice Julio Cortázar, como en el boxeo, gana por knock out, mientras que la novela gana por puntos. El cuento recrea situaciones. La novela recrea mundos y personajes.

Charles Perrault, Oscar Wilde, Hans Christian Andersen, Horacio Quiroga, Charles Dickens, Lewis Caroll, Carlolo Lorenzini, Kafka, Edgar Allan Poe, Juan Rulfo, Jorge Luis Borges, Gabriel García Marquez, Vargas Llosa y un maravilloso etcétera de escritores, famosos, conocidos y no tanto, nos han legado un universo de relatos y cuentos maravillosos, atemporales  e imperecederos.

En la literatura venezolana se ha cultivado el cuento, con devotos narradores que cimentaron las bases de una cuentística nacional, robusta y diversa. El cuento ha sido una constante en nuestros escritores. Realismo social, mágico, criollismo, literatura para niños, etc. en las manos de:  Pedro Emilio Col, Blanco Fombona, Urbaneja Achepol, Fermín Toro y Rafael María Baralt, José Rafael Pocaterra, Julio Garmendia, Uslar Pietri, Guillermo Meneses, Oswaldo Trejo y Armas Alfonzo, Adriano González León, Salvador Garmendia, José Balza y Luis Britto García, Gabriel Jiménez Emán, Wilfredo Machado, Israel Centeno, Sael Ibáñez, Barrera Linares, López Ortega, Miguel Gomes, Carlos Sandoval, Méndez Guédez, Fedosy Santaella, Federico Vegas,  entre muchos otros.

El cuento venezolano tiene también sus voces femeninas: Silda Cordoliani, Milagros Socorro, Enza García Arreaza, Sonia Chocrón, Inés de Cuevas, Ana Teresa Torres, Teresa de la Parra, Jaqueline Goldberg, Laura Antillano, Yolanda Pantin, Mireya Tabuas y un venturoso etcétera. Como bien lo precisa Clarissa Pinkola Estés, en su libro Mujeres que corren con los lobos (2001)… “ellas cuentan historias con la voz clara de las mujeres que han vivido sangre y niños, pan y huesos. Para ellas, el cuento es una medicina que fortalece y endereza al individuo y a la comunidad”.

Todos tenemos nuestros cuentos, nuestras historias favoritas que por algún motivo conocido o por conocer, han hecho eco en nuestro interior, porque el cuento, las historias, hacen resonancia en nosotros y esas ondas formadas ojos adentro, nos acompañan siempre.

Les dejamos una pequeña selección de algunos de nuestros cuentos favoritos de siempre. Escogimos 3 cada una, nos quedamos cortas entre los muchos que nos gustan, pero estos son algunos de los cuentos que han hecho onda en nosotras.

Los invitamos a que nos echemos cuentos: propios, ajenos, leídos, preferidos, de amor y locura, crimen y misterio. Echémonos cuentos para encontrarnos en los relatos y perdernos en las historias, iniciemos el camino, que no siempre lleva al final, porque allí radica la magia del cuento y es que este nos regala otras lecturas, otras posibilidades para explorar.

Nosotras les echamos unos cuentos… ¡se vale que nos cuenten otros!

Adriana G

Anuncios

2 comentarios sobre “Cuéntame un cuento

    nadanuncanadienada escribió:
    15 abril, 2016 en 3:54 am

    Muy bien escrito, me ha gustado!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s