Mujer Multisápida o Super Mujer

Cita Posted on Actualizado enn

“… era pálida como un canario, inconsciente como un gorrión, necia como un pájaro carpintero, concentrada como lechuza, incansable como si fuera un colibrí. Tan distintas alas en la misma mujer… “

Maridos. Ángeles Mastretta.

mujeres-cuadros-modernos-oleo_6

En 1991 la cantautora española Ana Belén dirigió  una película,  cuyo tema y título se hicieron lema en el mundo de lo femenino: ¿Cómo ser mujer y no morir en el intento? Versión cinematográfica de la novela homónima de Carmen Rico-Godoy, la pregunta,  más que algo a responder,  ha quedado flotando  como afirmación gloriosa cuando de escribir sobre las vicisitudes de la mujer se trata, o sobre los muchos roles que asume en su cotidianidad.

Hablar de mujeres, siendo mujer,  es campo minado, pero como mujeres conocemos el tema con suficiente holgura y por ello,  a sabiendas de que no es fácil ser mujer y no morir en el intento, tomamos partido ante un dilema, para nosotros cardinal y carta de presentación : La mujer multisápida o la super mujer.

No es la primera vez que asomamos el tema, esperamos esta vez superar el asomo y hacer una modesta aproximación a lo que creemos es fundamental definir y dirimir, porque nosotras nos asumimos mujeres multisápidas, pero ¿y con que se come eso?

Se sirve primero con conciencia de nuestros límites y certeza de nuestras capacidades. Que quiero y puedo hacer, hasta donde quiero y puedo llegar. La mujer multisápida es una mujer ducha en varias cosas, pero no una sabelotodo. Ese es el antifaz de super mujer que de primero nos vamos a quitar. Nos gusta conocer, indagar, tantear cosas, ideas, oficios, hobbies, etc. pero no queremos saberlo todo, ni ser expertas en demasiados temas, bien porque no nos interesa, bien porque hay que darse espacio para dejar la experticia en otras manos. Somos altamente eficientes y competentes, pero no queremos, ni debemos ocupar todos los espacios, ni todos los quehaceres y no queremos competir. Sobre todo no queremos competir con nuestras pares de sexo y género, ni con los hombres, ni mucho menos con nosotras mismas. La competencia por ser, conocer y hacer es una capa que nadie debe usar, termina siendo una terrible camisa de fuerza. Tampoco queremos competir con el tiempo, porque el tiempo siempre gana. Podemos hacerlo nuestro aliado y que juegue a favor, pero no vale la pena hacer la carrera en su contra, nunca llegaras… a tiempo. No queremos competir, porque no queremos ganar. Nos hemos quitado la malla de super mujer, porque queremos vivir y disfrutar. Respirar cada segundo a plenitud, con conciencia de cada momento. Gánese una medalla, o un concurso, pero no se gane el dejar de ser Ud. misma en el camino, que lo andado es la victoria misma.

Somos multisápidas porque animamos varios frentes: la pareja, los hijos, el hogar, el trabajo, la profesión y el oficio, la familia, los amigos. Somos porristas de las causas propias y necesarias, pero no convertimos nada en un campo de batalla. Queremos estar para quien nos necesite, pero no queremos ser necesitadas. Queremos ser amadas, no indispensables. Despojadas del traje de super mujer lucimos nuestra verdadera piel para amar y ser amadas,  con nuestros menos y nuestros más. No queremos complacer y ser complacidas, quitémonos también el traje de princesa con demandas y necesidades no negociables. Pretendemos ser más honestas, mujeres con gustos y apetencias, con límites y opciones, por ello  fomentamos la flexibilidad, la nuestra y la de nuestro entorno.

supermujerSudamos, tenemos caspa, periodo, hormonas y menopausia. No necesitamos estar bellas, frescas y relajadas 7 x 24. Porque todo eso somos y por todo eso pasamos. La única lucha que debemos asumir es la de aceptarnos y aceptar a las demás mujeres y dejar de desmerecer lo que hacen o dejan de hacer las otras. Este mundo es muy ancho y hay suficiente espacio para workaholics, amas de casa, jubiladas, atletas, hippies, veganas, fashionistas, gorditas, ecologistas,  artistas y divas, solteras, casadas, viudas y divorciadas. La nota es ser leal a nuestra cofradía: somos mujeres. El sabotaje entre pares debería estar penado por la ley, pero la naturaleza humana, inclemente, nos hace atenazarnos las unas a las otras con críticas y reproches…  que debemos reprochar.

Defendemos el derecho a ser quienes queremos ser, vivir la vida a partir de las decisiones que debemos tomar y las elecciones que  hacemos, sabiendo que no siempre serán las acertadas.

La mujer multisápida vive el aquí y el ahora, se organiza, pero no se programa, porque siempre damos chance a lo espontaneo, debemos darle espacio a nuestras emociones, a nuestra mente y cuerpo para lo único fijo: el cambio.

La mujer multisápida es más serena;  está activa, no abrumada; no se preocupa, se ocupa; se permite tiempo para todo, pero nunca pretende abarcarlo todo y siempre, siempre sabe que la felicidad no es una “happy meal”, es una potencialidad que solo nosotros activamos o desenchufamos, porque la vida debe permitirnos llorar y reír, andar y descansar… pero siempre ser y no parecer.

Una super mujer esta en todo y para todos y después de tan agotadora faena no suele tener chance para estar con ella misma, para reflexionarse, perdonarse, conocerse, respetar sus límites, amarse y por onda expansiva no estará realmente nunca para nadie.

La mujer multisápida le dedica tiempo y espacio a todos y a todo aquello para lo que quiere estar, porque se toma tiempo para si misma, para conocer sus ciclos, sus estados de ánimos, sus necesidades, gustos y disgustos.  Se permite decidir que si y que no y conoce sus prioridades, límites y capacidades a la hora de involucrarse en nuevos proyectos. Aunque no teme forzar la barra de vez en cuando, es definitivamente selectiva con lo que hace y con quien lo hace.

El pasado 8 de Marzo, se celebró el Día Internacional de la Mujer, nosotras  celebramos a esas mujeres llenas de respeto y aceptación por ellas mismas, humanas, entregadas, asumidas. Aportemonos como buenas camaradas el beneficio de la cofradía, la amabilidad que deriva del conocimiento de causa, esos que llaman empatía pues. Dediquémonos unas a las otras la sonrisa cómplice, antes que la critica liviana y si hay que asumir el riesgo, hagamoslo con el debido respeto. Que de hormonas, humores, vanidades y tacones todas tenemos nuestro cuento.

Adriana G

http://prodavinci.com/2016/03/08/vivir/la-mujer-satelite-lunar-por-elisa-lerner/

https://qumeradigital.wordpress.com/2016/03/08/dia-internacional-de-la-mujer/

Anuncios

2 comentarios sobre “Mujer Multisápida o Super Mujer

    María Míguez escribió:
    18 marzo, 2016 en 1:03 pm

    Excelente entrada, muy reflexiva! Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s