¡Celos, malditos celos!

images (16)

Se tiene conocimiento de este sentimiento desde que el hombre existe, es decir, desde siempre el hombre ha sido celoso (y la mujer también).
No solo en la especie humana encontramos esta emoción, también la podemos ver en chimpancés, elefantes, perros……entre otros.

Los celos representan una de las emociones más naturales o esenciales, pero al mismo tempo más oscuras, dañinas en incomodas. Los celos están muy cerca de los miedos que tenemos por dentro, es decir, el hombre y la mujer, nos llenamos de angustias al perder algo que consideramos muy nuestro y que “alguien” nos quiere arrebatar.

Dicho de otra forma, es la manera que el hombre y la mujer tienen de proteger lo que se quiere.
El niño es celoso de sus juguetes y no permite que nadie se los arrebate.
Ahora bien, si nos ceñimos únicamente al aspecto hombre/mujer, tenemos que tomar en cuenta varios factores, entre ellos la edad de los individuos.

Sobre la controversia entre quien es más celoso entre el hombre y la mujer, yo me inclinaría por decir que es la mujer la más celosa y además que estos celos pueden derivar en rabia e ira. He visto varios episodios callejeros de “celos” de mujeres reclamando al hombre en plena vía publica, y debo confesar que estas escenas me han dado celos, jajaja.
Hay celos con fundamento y otros sin fundamento. Estos últimos se alojan en nuestras mentes y nos lastiman y nos “hablan” todos los días y a cada segundo, que nuestra pareja nos está engañando. Lo más probable es que esto no sea cierto, y nuestra pareja es muy coqueta (por ejemplo) y es objeto de más de una mirada “sospechosa” por parte de otro “macho”, y esto nos llena de temores y de miedos que no nos hacen ver la realidad y vienen los reclamos, las peleas, y las rabias e iras.
Una mujer celosa es muy peligrosa, ya que las mujeres son por naturaleza mucho más posesivas que el hombre, y se sienten amenazadas ante cualquier “gentileza” de “su hombre” para con otra mujer. Ejemplo es el de ayudar a otra dama en el cambio de una llanta. Este simple acto de humanidad y de caballerosidad puede derivar en un problema grave, ya que lo menos que le puede pasar a este pobre hombre, es dormir en el sofá, como castigo por ese hecho que la mujer consideró poco prudente y la llenó de celos.
Hay celos que rozan la paranoia, y si eso ocurre ya son palabras mayores y se debe considerar hablar y consultar con un especialista.
En definitiva podríamos decir que los celos son el resultado, en gran parte, de nuestras inseguridades, de nuestra poca capacidad para desarrollarnos como sujetos en una sociedad, y en cierta medida denota egoísmo.
Con el paso de los años y entrando en la edad madura (más de 40) generalmente al tenernos más confianza en nosotros mismos, los celos van disminuyendo y comenzamos a ser felices, ya que una persona celosa es infeliz y amargada, además que amarga a su pareja.

¿Que si yo soy celoso?  Claro que si. ¿Y uds.?

Juan Carlos Carrano
Música4manos
Todos los sábados a partir de las 10 pm por  masqueradio.net.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s