La Fuerza del Cambio

mandala de libelulaCAMBIAR, conocernos para alcanzar nuestro máximo potencial y lograr objetivos.

Sólo hay una cosa que nos puede impedir cambiar: pensar que no podemos.

Todo requiere de trabajo, podemos cambiar al mundo o al menos nuestro propio mundo.

Hay quienes nos quejamos de todo… la lista de quejas puede ser indefinida.  Cuanto más larga es la lista, mayor es nuestra insatisfacción.

Cambiar es posible.

Nos lamentamos que nada cambia alrededor.  Pensamos que el mundo está equivocado mientras vivimos desdichados culpando a los demás de las circunstancias.

De este modo dudosamente lleguemos a reconocer que tal vez seamos nosotros los que deberíamos cambiar.

¿Pero por qué nosotros? Nos quejamos  aludiendo que ya hemos intentado TODO.  Y es muy posible que hayamos intentado MUCHO  pero siempre desde los conceptos de vida, prejuicios, limitaciones y miedos que poseemos desde toda la vida.

¿Probamos de cambiar nosotros primero y luego observar al mundo?

En el proceso de la verdadera transformación el único que cuenta es uno.

El cambio es individual y  sucede en nuestro interior.  El cambio es un juego interior en el que necesitamos tomar conciencia de nuestros miedos, dudas, limitaciones, lapsos de atención y control, de nuestras habilidades y confiar en ellas.

Tomar conciencia del Yo: Dueño de nuestras acciones y del Yo: Hazte responsable. Conciencia del aquí y ahora, de menos lamentaciones, de experimentar más, actuar y concentrarnos en aprender y crecer interiormente. Dejar que ocurra…

¿Cómo reconozco que soy yo quien debe cambiar y por qué?

La pregunta que tenemos que  hacernos es como nos sentimos.  ¿Cómo me siento?

Feliz… Entonces no hay nada que cambiar.   La felicidad no se compra ni se hereda. La felicidad la cultiva cada individuo. La felicidad es existencial, se vive, se experimenta en relación con el presente, es la certeza de que no estamos rotos por dentro.

cambio¿Cómo nos sentimos? ¿Realizados? ¿Acompañados? ¿Comprendidos?

Pues si esas son las posibles respuestas, hay que reformular la pregunta hasta saber a ciencia cierta que afirmativamente somos seres FELICES, independientemente de las condiciones ajenas a nosotros.  Por ejemplo: sentirnos realizados pero tristes, acompañados pero angustiados, o comprendidos pero estresados nos está indicando la necesidad de cambio.

Quizás es hora de empezar a apreciar más lo que tenemos, o sonreír más a menudo.  Algunas personas tendrán que pedir perdón, aceptar errores, aprender a escuchar o a recibir.  Cuando uno desea provocar un cambio sincero en la vida, la vida misma nos indica el camino que debemos recorrer.  Solo tenemos que estar atentos.

Enfrentarnos a esa idea es muy bueno: es encontrar armonía interior y esa gran conexión con uno mismo que determina genuinamente que podamos sentirnos enteros y no fraccionados en este mundo.  La meta es ser feliz.

Poner la atención en nuestra respiración es el primer paso para romper con la inercia de lo externo.   No necesitamos un lugar exclusivo ni condiciones especiales solo la voluntad de querer cambiar y re encontrarnos con esa energía espiritual de la que estamos hechos y que forma, en definitiva, quienes somos más allá del cuerpo físico que, a pesar de ser maravilloso,  no es más que una pequeña parte de nosotros.

¿Cuál es la función de cambiar?  Justamente no perpetuar ese sentimiento de insatisfacción constante que nos impide ser felices trascendiendo el mundo material.

Querer ser felices desde quienes somos hoy, es solo continuar repitiéndonos en los viejos hábitos que nos mantienen en un pasado que no existe o en la ilusión de un mañana mejor evitando que pongamos la atención en el  presente, justamente el  único punto de cambio posible.

Perderle el miedo al cambio y atrevernos a pensar que tal vez todo sería mejor si  realizamos ese cambio que tanto pedimos en los otros es la mejor oportunidad que nos podemos dar.

 Sí no hallas dentro de ti mismo aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera.

En ti se halla oculto el Tesoro de los tesoros, conócete a ti mismo y conocerás al Universo.

Es tiempo de MIRAR ADENTRO, Y DE TRABAJAR INTERNAMENTE, a la par que actuamos externamente en consonancia con lo que de verdad queremos.

La fuerza del cambio está en tu interior, cambiar es posible.

HildaMa.

Anuncios

7 comentarios en “La Fuerza del Cambio

  1. galenofl dijo:

    Tu realidad está creada por tus creencias. Estas creencias, normalmente subconscientes, suelen ser el resultado de una programación de toda la vida y representan una influencia muy poderosa en tu forma de actuar.
    Como médico; mis conocimientos de Neurofisiología me permitieron conocer que casi el 95% de nuestra conciencia es en realidad subconsciente. La mente subconsciente es el almacén de nuestras actitudes, valores y creencias. Es de nuestras creencias que formamos las percepciones acerca del mundo y de nosotros mismos, y de estas percepciones que desarrollamos comportamientos. Normalmente son los comportamientos que nos auto-limitan los que queremos cambiar. 
    A menudo, la manera más efectiva de cambiar un comportamiento es cambiar la(s) creencias(s) subconsciente(s) que lo sostiene.
    El cambio se impone como una necesidad evolutiva del ser humano, es decir; cambiar permite asegurar Crecimiento Personal Asertivo lo que determinaría el desarrollo total de todas nuestras potencialidades.

    Dr. Felipe Lara Frigara
    Médico de Salud Pública

    Le gusta a 2 personas

  2. munichdiaz dijo:

    Excelente post Hilda, confío fielmente que el cambio esta en nosotros, que si nosotros no nos creemos eso no lo podremos lograr. todo esta en nuestras manos, lo que sucede es que el día a día nos absorbe y no nos dedicamos el tiempo suficiente de reflexionar y analizar que debemos hacer nuevo y cambiar o agregar a nuestra vida. no debemos vivir en monotonía, debemos agregar cosas nuevas a nuestra vida, actividades trabajo experiencias, eso hará que cambiemos constantemente, y sobre todo conocer gente nueva.

    Le gusta a 2 personas

  3. marigabymezamb dijo:

    Super interesante y muy real este blog, normalmente estamos enfrentando cambios o pequeñas transformaciones, sea por iniciativa propias o por que la vida (destino) hace esos movimientos y crea esas situaciones necesarias para iniciarlas, me encanto leer que ser sinceros en nuestras respuestas a como nos sentimos nos abrira esas ventana a la felicidad, Gracias Hildad. maravilloso escrito.

    Le gusta a 2 personas

  4. Jose María Gómez dijo:

    Totalmente didáctico, me encantó. Una gran herramienta de reflexión para afrontar la resistencia al cambio y asumir la búsqueda de la Felicidad. En palabras muy sencillas nos pone en el camino correcto. Me llamó mucho la atención la frase que nos invita a vivir en el presente, que es definitivamente lo que podemos cambiar. Muy agradecido por esta publicación y mil felicitaciones por este agradable y muy útil Blog …

    Le gusta a 2 personas

    • lasmultisápidas dijo:

      Gracias José María, ciertamente en este nuevo post Hilda nos hace reflexionar sobre la importancia de afrontar la necesidad de cambiar aquello que nos ate a situaciones, sentimientos y actitudes que nos alejan del camino al bienestar. El presente, el aquí y el ahora es el momento privilegiado que vivimos. Gracias por tu visita y tus comentarios. Está es tu casa, siempre encantadas de tenerte por acá.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s