SIT DOWN COMEDY : ¡Papelón con limón, bastante limón!

imagesK1693Z7R

Nunca he sido romántica, no de la manera más común y habitualmente aceptada. No me gustan las rosas rojas (en general no me gusta el rojo), ni los peluches. No todos los bombones son sabrosos y puedo morir con las canciones románticas y pegajosas. Coño son muy pavosas, si alguien me dedica, por ejemplo una canción de Ricardo Arjona, como esa dolorosísima en la que chilla: “señora de las cuatro décadas”… no respondo por mi reacción.

Soy anti-derrame, anti-desgarre y cero drama. No jure nunca amor eterno en mi presencia, no creo en esa especie, y en el matrimonio, con todo y mis casi 20 años de casada, no creo mucho. Pero soy leal y devota de la familia y el compromiso de pareja.

Mi mamá (una madre extraordinaria que me acostumbro a sembrar los pies en la tierra y aún así saber volar), mi madre repito, insiste en que en mis edades tempranas fui dulcita. No lo creo. No hay registros. Bueno tengo una sola foto cuchi con un perrito, pero poniendo todo en perspectiva, era un perrito callejero adoptado por mi tía y todos sabemos que nada más fiel y dócil que un perro callejero rescatado. El coño sabe que de eso depende su permanencia en el nuevo hogar y ni de vaina se alebresta. En la foto el perro casi se sonríe y yo por un momento Kodak me veo cuchi.

Niña cuchi con perrito

Niña cuchi con perrito

De chama alimenté mi condición cítrica natural gracias a las conservitas de tamarindo y a los helados Frapeé de limón y parchita (la combinación de jobito y tamarindo era también muy buena). Jamás un helado de mantecado y fresa: !zas¡.  Recuerdo también de la Savoy de la 4ta  (de la 4ta república, único desliz político que me voy a permitir) los deliciosos, y mis favoritos, choco-menta. Todas mis amiguitas “amaban” el chocolate con relleno de fresa, era muy bueno lo reconozco, pero lo mío era el choco-menta, casi uno detrás del otro hasta que la boca se me dormía de tanta menta. Incluso cuando me dediqué a las bebidas espirituosas, lo mío era y sigue siendo el  áspero tequila. Como resultado de esos años de cultivo mi cuerpo logró alinearse con mi cerebro, así que no he sido novia de agarraditas de mano, ni soltera sexualmente activa (cierre la boca y respire) que preguntara:

¿Papi tú me quieres?

Carajo, primero muerta que sencilla. Jamás un hombre podrá esperar de mi semejante agobio. Mija ese no es su papá, será su currunchunchun o su pirulintintin, pero no su papá. Y no se desgaste con la pregunta más inútil,  científicamente comprobada en la historia de la humanidad. Después de tirar todos le van a decir que sí, pero me sobran los dedos de la mano contando los “si te quiero mami”, dichos de corazón.

De regalo de Bodas, la vida me premió con uno peor que yo, escueto en asuntos románticos y demostraciones de afecto. Nuestras muestras de amor son cónsonas con nuestros temperamentos y no dormimos enrollados: !zas¡

Mi marido me regala sin previo aviso el bloqueador solar para el rostro, un chocolate 73,5% cacao, Apamate, Carenero Superior DOC, un libro antes de entrar al cine, que siempre terminan siendo 2, porque le recomiendo uno a él, que realmente quiero leer y él lo compra y generalmente nunca lo lee y amenaza con no hacer más caso de mis recomendaciones y siempre lo hace. Ese es nuestro ritmo. Tengo el marido que me merezco y afortunadamente me salió de un bueno!

Ahora casi de “sin-cuenta”  (el chiste no es mío, es de Sonia María pero es muy bueno y me lo anexo), se acabó lo que se daba. Los exiguos depósitos de ternura y amapuches que tenía se los han llevado mis dos hijos, a quienes he prodigado  los mas empalagosos abrazos y mimos, sobrenombres y diminutivos; y  mis sobrinos, con quienes me he permitido ser bochornosamente tierna y consentidora… pero todos ellos, fieles a la templanza de la familia nos han salido poco cursis, y se toman mi papelón con limón, con bastante limón.

Un admirador en la universidad me dedicó una carta anónima. Mis amigos se reían de aquella declaración de amor. Anónima, decían, porque prefirió ver tu reacción de lejos. En efecto en la primera estrofa confiesa: imagino cual será tu reacción al leer esta carta.  Para ser justos debo decir que no es tan pegajosa y aún la conservo, como muestro en la foto.

Supongo que ahogué más de un gesto. Un ex-novio, con el que después de  8 meses de haber terminado, casi me reconcilio (tuvo un aparatoso accidente de tránsito y tuvimos varios momentos “intensos” en la clínica durante su recuperación) me envió a casa,  días antes de ser dado de alta, el más embarazoso ramo de rosas rojas que he recibido, adornado con unas plumas beige que ocupaban, créanme,  casi todo el hall de entrada. Eso para mí fue una declaración de estilo. No le visité nunca más. Los amigos en común me dijeron que la recuperación clínica había sido un éxito, no así su opinión sobre mí.

La única canción que mi esposo me ha dedicado, ojo que no por eso la consideramos “nuestra canción”, fue en una de nuestras primeras salidas (he de aclarar además que nuestro “romance” duró 3 meses, al cabo de los cuales decidimos casarnos). Un tema, decía,  de Willie Colon “Toma mis manos”, que además actuó para mí, mientras manejaba. Sigue siendo  una perfecta declaración de amor, que aún me hace reír.

https://youtu.be/DW_yfJRPzVA

Mi vestido de novia, beige y corto, lo compré en “ELMER BOUTIQUE” , si en el mercado de Guaicaipuro y para que vean que igual fui una novia bella y feliz, les dejo una foto, testigo de las florecitas que usé, pero en un nido de pájaros, como bautizaron mis hermanos mi peinado.

La novia, los hermanos y el nido.

La novia, los hermanos y el nido.

Lo que se toma en mi casa casi a diario para almorzar es Papelón con limón, con bastante limón, a mis chamos les encanta, porque aunque es ácido se los hago con mucho amor.

PD: Arjona tranquilo que el premio a la cursilería se lo gana José Luis Perales, con aquello de: ¿Y cómo es el? ¿En qué lugar se enamoró de ti?… Mijo, la mujer tiene una semana retozando en las Bahamas y tu queriendo saber a qué dedica el tipo el tiempo libre !!!!

Adriana G

Anuncios

2 comentarios en “SIT DOWN COMEDY : ¡Papelón con limón, bastante limón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s